Salmos 145

1Te exaltaré mi Dios, oh Rey, y bendeciré tu nombre eternamente y para siempre. 2Todos los días te bendeciré, y alabaré tu nombre eternamente y para siempre. 3Grande es el SEÑOR, y digno de ser alabado en gran manera; y su grandeza es inescrutable. 4Una generación alabará tus obras a otra generación, y anunciará tus hechos poderosos. 5En el glorioso esplendor de tu majestad, y en tus maravillosas obras meditaré. 6Los hombres hablarán del poder de tus hechos portentosos, y yo contaré tu grandeza. 7Ellos proclamarán con entusiasmo la memoria de tu mucha bondad, y cantarán con gozo de tu justicia. 8Clemente y compasivo es el SEÑOR, lento para la ira y grande en misericordia. 9El SEÑOR es bueno para con todos, y su compasión, sobre todas sus obras. 10SEÑOR, tus obras todas te darán gracias, y tus santos te bendecirán. 11La gloria de tu reino dirán, y hablarán de tu poder, 12para dar a conocer a los hijos de los hombres tus hechos poderosos, y la gloria de la majestad de tu reino. 13Tu reino es reino por todos los siglos, y tu dominio permanece por todas las generaciones. 14El SEÑOR sostiene a todos los que caen, y levanta a todos los oprimidos. 15A ti miran los ojos de todos, y a su tiempo tú les das su alimento. 16Abres tu mano, y sacias el deseo de todo ser viviente. 17Justo es el SEÑOR en todos sus caminos, y bondadoso en todos sus hechos. 18El SEÑOR está cerca de todos los que le invocan, de todos los que le invocan en verdad. 19Cumplirá el deseo de los que le temen, también escuchará su clamor y los salvará. 20El SEÑOR guarda a todos los que le aman, pero a todos los impíos destruirá. 21Mi boca proclamará la alabanza del SEÑOR; y toda carne bendecirá su santo nombre eternamente y para siempre.

will be added

X\