Salmos 116

1Amo al SEÑOR, porque oye mi voz y mis súplicas. 2Porque a mí ha inclinado su oído; por tanto le invocaré mientras yo viva. 3Los lazos de la muerte me rodearon, y los terrores del Seol vinieron sobre mí; angustia y tristeza encontré. 4Invoqué entonces el nombre del SEÑOR, diciendo: Te ruego, oh SEÑOR: salva mi vida. 5Clemente y justo es el SEÑOR; sí, compasivo es nuestro Dios. 6El SEÑOR guarda a los sencillos; estaba yo postrado y me salvó. 7Vuelve, alma mía, a tu reposo, porque el SEÑOR te ha colmado de bienes. 8Pues tú has rescatado mi alma de la muerte, mis ojos de lágrimas, mis pies de tropezar. 9Andaré delante del SEÑOR en la tierra de los vivientes. 10Yo creía, aun cuando decía: Estoy muy afligido. 11Dije alarmado: Todo hombre es mentiroso. 12¿Qué daré al SEÑOR por todos sus beneficios para conmigo? 13Alzaré la copa de la salvación, e invocaré el nombre del SEÑOR. 14Cumpliré mis votos al SEÑOR, sí, en presencia de todo su pueblo. 15Estimada a los ojos del SEÑOR es la muerte de sus santos. 16¡Ah, SEÑOR! Ciertamente yo soy tu siervo, siervo tuyo soy, hijo de tu sierva; tú desataste mis ataduras. 17Te ofreceré sacrificio de acción de gracias, e invocaré el nombre del SEÑOR. 18Al SEÑOR cumpliré mis votos, sí, en presencia de todo su pueblo, 19en los atrios de la casa del SEÑOR, en medio de ti, oh Jerusalén. ¡Aleluya!

will be added

X\