Proverbios 15

1La suave respuesta aparta el furor, mas la palabra hiriente hace subir la ira. 2La lengua del sabio hace grato el conocimiento, pero la boca de los necios habla necedades. 3En todo lugar están los ojos del SEÑOR, observando a los malos y a los buenos. 4La lengua apacible es árbol de vida, mas la perversidad en ella quebranta el espíritu. 5El necio rechaza la disciplina de su padre, mas el que acepta la reprensión es prudente. 6En la casa del justo hay mucha riqueza, pero en las ganancias del impío hay turbación. 7Los labios de los sabios esparcen conocimiento, pero no así el corazón de los necios. 8El sacrificio de los impíos es abominación al SEÑOR, mas la oración de los rectos es su deleite. 9Abominación al SEÑOR es el camino del impío, y El ama al que sigue la justicia. 10La disciplina severa es para el que abandona el camino; el que aborrece la reprensión morirá. 11El Seol y el Abadón están delante del SEÑOR, ¡cuánto más los corazones de los hombres! 12El escarnecedor no ama al que lo reprende, ni se allegará a los sabios. 13El corazón gozoso alegra el rostro, pero en la tristeza del corazón se quebranta el espíritu. 14El corazón inteligente busca conocimiento, mas la boca de los necios se alimenta de necedades. 15Todos los días del afligido son malos, pero el de corazón alegre tiene un banquete continuo. 16Mejor es lo poco con el temor del SEÑOR, que gran tesoro y turbación con él. 17Mejor es un plato de legumbres donde hay amor, que buey engordado y odio con él. 18El hombre irascible suscita riñas, pero el lento para la ira apacigua contiendas. 19El camino del perezoso es como un seto de espinos, mas la senda de los rectos es una calzada. 20El hijo sabio alegra al padre, pero el hombre necio desprecia a su madre. 21La necedad es alegría para el insensato, pero el hombre inteligente anda rectamente. 22Sin consulta, los planes se frustran, pero con muchos consejeros, triunfan. 23El hombre se alegra con la respuesta adecuada, y una palabra a tiempo, ¡cuán agradable es! 24La senda de vida para el sabio es hacia arriba, para que se aparte del Seol que está abajo. 25El SEÑOR derribará la casa de los soberbios, pero afianzará los linderos de la viuda. 26Abominación al SEÑOR son los planes perversos, mas las palabras agradables son puras. 27Perturba su casa el que tiene ganancias ilícitas, pero el que aborrece el soborno, vivirá. 28El corazón del justo medita cómo responder, mas la boca de los impíos habla lo malo. 29El SEÑOR está lejos de los impíos, pero escucha la oración de los justos. 30La luz de los ojos alegra el corazón, y las buenas noticias fortalecen los huesos. 31El oído que escucha las reprensiones de la vida, morará entre los sabios. 32El que tiene en poco la disciplina se desprecia a sí mismo, mas el que escucha las reprensiones adquiere entendimiento. 33El temor del SEÑOR es instrucción de sabiduría, y antes de la gloria está la humildad.

will be added

X\