Levítico 21

1El SEÑOR dijo a Moisés: Habla a los sacerdotes, los hijos de Aarón, y diles: “Ninguno se contamine con persona muerta entre su pueblo, 2salvo por sus parientes más cercanos, su madre, su padre, su hijo, su hija o su hermano, 3o por su hermana virgen, que está cerca de él, por no haber tenido marido; por ella puede contaminarse. 4“No se contaminará como pariente por matrimonio entre su pueblo, pues se profanaría. 5“No se harán tonsura en la cabeza, ni se rasurarán los bordes de la barba, ni se harán sajaduras en su carne. 6“Serán santos a su Dios y no profanarán el nombre de su Dios, porque presentarán las ofrendas encendidas al SEÑOR, el alimento de su Dios; por tanto, serán santos. 7“No tomarán mujer que haya sido profanada como ramera, ni tomarán mujer divorciada de su marido; porque el sacerdote es santo a su Dios. 8“Lo consagrarás, pues, porque él ofrece el alimento de tu Dios; será santo para ti; porque yo, el SEÑOR que os santifico, soy santo. 9“Y la hija de un sacerdote, si se profana como ramera, a su padre profana; en el fuego será quemada. 10“Y el que sea sumo sacerdote entre sus hermanos, sobre cuya cabeza haya sido derramado el aceite de la unción y que haya sido consagrado para llevar las vestiduras, no descubrirá su cabeza ni rasgará sus vestiduras, 11ni se acercará a ningún muerto, ni aun por su padre o por su madre se contaminará; 12no saldrá del santuario ni profanará el santuario de su Dios, porque la consagración del aceite de la unción de su Dios está sobre él; yo soy el SEÑOR. 13“Tomará por mujer a una virgen. 14“De éstas no tomará: viuda, divorciada o una profanada como ramera, sino que tomará por mujer a una virgen de su propio pueblo, 15para que no profane a su descendencia entre su pueblo; porque yo soy el SEÑOR que lo santifico.” 16Entonces habló el SEÑOR a Moisés, diciendo: 17Habla a Aarón y dile: “Ningún hombre de tu descendencia, por todas sus generaciones, que tenga algún defecto se acercará para ofrecer el alimento de su Dios. 18“Porque ninguno que tenga defecto se acercará: ni ciego, ni cojo, ni uno que tenga el rostro desfigurado, o extremidad deformada, 19ni hombre que tenga pie quebrado o mano quebrada, 20ni jorobado, ni enano, ni uno que tenga defecto en un ojo, o sarna, o postillas, ni castrado. 21“Ningún hombre de la descendencia del sacerdote Aarón que tenga defecto se acercará para ofrecer las ofrendas encendidas del SEÑOR; porque tiene defecto no se acercará para ofrecer el alimento de su Dios. 22“Podrá comer el alimento de su Dios, tanto de las cosas santísimas como de las sagradas, 23sólo que no ha de entrar hasta el velo o acercarse al altar, porque tiene defecto, para que no profane mis santuarios; porque yo soy el SEÑOR que los santifico.” 24Así habló Moisés a Aarón, a sus hijos y a todos los hijos de Israel.

will be added

X\