Sofonías 1

1Palabra del Señor que recibió Sofonías, hijo de Cusí, hijo de Godolías, hijo de Amarías, hijo de Ezequías, en tiempo de Josías, hijo de Amón, rey de Judá. 2Voy a barrerlo todo de la superficie de la tierra, oráculo del Señor. 3Barreré hombres y ganados, barreré aves del cielo y peces del mar; haré que perezcan los malvados, eliminaré a los hombres de la superficie de la tierra, oráculo del Señor. 4Extenderé mi mano contra Judá y contra los habitantes de Jerusalén, y eliminaré de este lugar hasta el último resto de Baal, hasta el nombre de sus servidores y de sus sacerdotes. 5Eliminaré a los que se postran en las terrazas ante los astros del cielo; a los que se postran ante el Señor y al mismo tiempo juran por Milcón; 6a los que abandonan al Señor y no lo buscan ni lo consultan. 7Silencio ante la presencia del Señor porque está cerca el día del Señor; el Señor ha preparado un sacrificio y ha purificado a sus invitados. 8En el día del sacrificio del Señor castigaré a ministros y príncipes, a los que visten como extranjeros. 9Aquél día castigaré a los aduladores, y a los que llenan la casa de su señor de violencia y fraude. 10Aquel día, oráculo del Señor, se oirán gritos en la puerta de los Peces, alaridos en la ciudad nueva, y un gran estruendo desde las colinas. 11¡Giman, habitantes del barrio del Mortero, porque han perecido todos los comerciantes, han sido eliminados todos los que cambian dinero! 12En aquel tiempo, antorcha en mano, yo inspeccionaré a Jerusalén y castigaré a los hombres que se sienten confiados en su maldad, y dicen en su corazón: «El Señor no hace ni bien ni mal». 13Sus riquezas serán saqueadas, sus casas destruidas; si construyen casas, no las habitarán; si plantan viñas, no beberán su vino. 14Próximo está el gran día del Señor, está próximo y se acerca rápidamente. Habrá clamores amargos en el día del Señor, y hasta el valiente pedirá auxilio. 15Día de ira será aquél, día de angustia y de desgracia, día de desastre y desolación, día de tinieblas y de oscuridad, día de nubes y negros nubarrones, 16día de toques de trompeta y de gritos de guerra contra las ciudades fortificadas, contra las altas torres de defensa. 17Llenaré de angustia a los hombres, que caminarán a tientas como ciegos. Su sangre será esparcida como polvo, su carne amontonada como estiércol, porque pecaron contra el Señor. 18Ni su plata ni su oro, podrán salvarlos. El día de la ira del Señor el fuego de su celo devorará toda la tierra; y exterminará por completo a todos los habitantes de la tierra.

will be added

X\