Zacarías 3

1El Señor me mostró en una visión al sumo sacerdote Josué, de pie, delante del ángel del Señor, mientras que Satán estaba a la derecha para acusarlo. 2El ángel del Señor dijo a Satán: –Que el Señor te obligue a callar, Satán; que el Señor, que eligió a Jerusalén, te obligue a callar. ¿No es éste como un carbón ardiente sacado del fuego? 3Estaba Josué vestido con ropas sucias, de pie delante del ángel. 4Tomó el ángel la palabra y dijo a los que estaban en su presencia: –Quítenle esas ropas sucias. Luego dijo a Josué: –Mira, te he liberado de tu pecado y te voy a vestir con un traje de fiesta. 5Y añadió: –Pónganle sobre la cabeza un turbante limpio. Le vistieron de ropas de fiesta y pusieron en su cabeza un turbante limpio. El ángel del Señor, que estaba de pie, 6le dijo solemnemente: 7–Así dice el Señor todopoderoso: Si sigues mis caminos y cumples mis mandamientos tú gobernarás mi templo, cuidarás de mis atrios y podrás entrar aquí con los que me sirven. 8Escucha además, sumo sacerdote Josué, tú y también tus compañeros que se sientan contigo, pues estos hombres son un símbolo de lo que ha de venir. Miren, yo voy a suscitar a mi siervo Germen. 9Ahí está la piedra que pongo ante Josué: sobre esa única piedra hay siete ojos; yo mismo grabaré su inscripción, oráculo del Señor todopoderoso. En un solo día quitaré la maldad de esta tierra. 10Aquel día, oráculo del Señor todopoderoso, se invitarán mutuamente a descansar a la sombra de la parra y de la higuera.

will be added

X\