Zacarías 13

1Aquel día manará una fuente para que la dinastía de David y los habitantes de Jerusalén puedan lavar en ella su pecado y su impureza. 2Aquel día, oráculo del Señor todopoderoso, arrancaré de esta tierra los nombres de los ídolos, y no los invocarán más; haré también que desaparezcan de la tierra los profetas y el espíritu de impureza. 3Y si alguno continúa todavía profetizando, los mismos padres que lo engendraron le dirán: «Tú no mereces vivir, porque has dicho mentiras en nombre del Señor». Y mientras esté profetizando, los mismos padres lo apuñalarán. 4Aquel día se avergonzará cada profeta de su propia visión, y no se pondrá más el manto de pelo para engañar, 5sino que cada uno dirá: «Yo no soy profeta; soy agricultor y el campo es mi ocupación desde mi juventud». 6Y si alguno le dice: «¿Qué son esas cortaduras que tienes en los brazos?» Responderá: «Me las hicieron en casa de mis amantes». 7¡Despierta, espada, contra mi pastor y contra mi ayudante, oráculo del Señor todopoderoso. Hiere al pastor y se dispersarán las ovejas; yo golpearé incluso a las débiles. 8Y en toda esta tierra, oráculo del Señor, dos tercios serán exterminados, y quedará el otro tercio. 9A este tercio lo haré pasar por el fuego, lo purificaré como se purifica la plata, lo probaré como se prueba el oro. El invocará mi nombre, y yo lo escucharé. Yo diré: «Es mi pueblo». Y él dirá: «El Señor es mi Dios».

will be added

X\