Eclesiástico 30

1El que ama a su hijo no le ahorra correcciones, de esta manera poder alegrarse después. 2El que educa bien a su hijo recibirá satisfacciones y ante sus conocidos se sentirá orgulloso de él. 3Será envidia de sus enemigos el que instruye a su hijo, ante sus amigos se mostrará contento. 4Muere el padre, y es como si no muriera, pues deja en este mundo un hijo como él. 5Durante su vida se alegra de verlo, en el momento de la muerte no siente tristeza. 6Contra sus enemigos deja un vengador, y para sus amigos alguien que pague sus favores. 7Quien mima a su hijo tendrá que vendar sus heridas, y a cada grito que dé se le estremecerán las entrañas. 8Caballo no domado permanece salvaje, hijo consentido se hace insolente. 9Mima a tu hijo, y te hará temblar; juega con él, y te hará llorar. 10No rías con él, para no llorar con él: acabarás rechinando los dientes. 11En su juventud no lo dejes libre. 12Castígale mientras es niño, para que no se haga díscolo y te desobedezca. 13Educa a tu hijo y corrígelo, de esa manera no tendrás que aguantar su desvergüenza. 14Más vale pobre sano y vigoroso que rico cargado de achaques. 15Salud y vigor valen más que todo el oro; un cuerpo robusto, más que inmensa fortuna. 16No hay mejor riqueza que la salud, ni mayor felicidad que un corazón alegre. 17Mejor la muerte que una vida amargada, el eterno reposo que enfermedad incurable. 18Alimentos derramados en una boca cerrada son las ofrendas puestas sobre una tumba. 19¿De qué le sirve la ofrenda al ídolo si no puede comer ni gustar? Así le sucede a quien el Señor persigue: 20mira con sus ojos y suspira, como el eunuco que abraza a una joven virgen. 21No te dejes llevar por la tristeza, no te atormentes con tus pensamientos. 22Un corazón alegre es la vida del hombre, y la felicidad le alarga la vida. 23Tranquiliza tu espíritu, y consuela tu corazón; aleja de ti la tristeza, porque la tristeza ha perdido a muchos, y ningún provecho se saca de ella. 24La envidia y la ira acortan los días, las preocupaciones hacen envejecer antes de tiempo. 25El de corazón radiante tiene buen apetito: le aprovecha todo lo que come.

will be added

X\