Eclesiástico 17

1Formó el Señor al hombre de la tierra y allá lo hará regresar de nuevo. 2Asignó a los hombres días y tiempo limitados; puso en sus manos todo cuanto existe en la tierra; 3los revistió de una fuerza como la suya y los creó a su imagen. 4Hizo que todo ser viviente les temiera, para que dominaran sobre fieras y aves. 6Les formó lengua, ojos y oídos, y les dio un corazón para pensar; 7de ciencia e inteligencia los llenó y les dio a conocer el bien y el mal; 8les infundió su propia luz para mostrarles la grandeza de sus obras. 10Así alabarán su nombre santo, proclamando la grandeza de sus obras. 11Les concedió además conocimiento, y en herencia les dio la ley de vida; 12estableció con ellos una alianza eterna y les manifestó sus decretos. 13Vieron con sus ojos la grandeza de su gloria, con sus oídos oyeron su voz majestuosa, 14El les dijo: «Cuídense de practicar el mal», y les dio mandamientos con relación al prójimo. 15Ante Dios está siempre la conducta del hombre, y nada se oculta a sus ojos. 17Al frente de cada pueblo puso un jefe, pero Israel es la porción del Señor. 19Cuanto el hombre hace es para Dios claro como el sol, sus ojos observan siempre su conducta. 20No se le ocultan sus maldades, todos sus pecados están ante el Señor. 22El tiene grabada la limosna del hombre y guarda un favor como la niña de los ojos. 23Un día se levantará para recompensarlos y dará a cada uno su merecido. 24A los que se arrepienten les permite regresar, y consuela a los que han perdido la esperanza. 25Conviértete al Señor y abandona el pecado, ora en su presencia y deja de ofenderlo. 26Regresa al Altísimo y apártate de la maldad, desprecia la iniquidad con toda tu alma. 27Pues ¿quién alabará al Altísimo en el abismo, si los vivos no le rinden homenaje? 28El muerto, como quien ya no existe, ignora la alabanza; sólo el vivo y el sano glorifican al Señor. 29¡Qué grande es la misericordia del Señor, y su perdón para los que se convierten a él! 30El hombre no puede abarcarlo todo, pues el ser humano no es inmortal. 31¿Hay algo más brillante que el sol? Pues también se eclipsa. Lo que es carne y sangre sólo concibe maldad. 32Dios pasa revista al ejército del cielo; los hombres sólo son polvo y ceniza.

will be added

X\