Romanos 15

1Los que tenemos una fe bien formada debemos cargar con las flaquezas de quienes no la tienen, sin buscar agradarnos a nosotros mismos. 2Que cada uno de nosotros trate de agradar al prójimo, buscando su bien y su crecimiento en la fe. 3Pues tampoco Cristo buscó complacerse a sí mismo, sino que, como dice la Escritura: Los insultos de los que te injuriaban cayeron sobre mí. 4Y sabemos que cuanto fue escrito en el pasado, lo fue para enseñanza nuestra, a fin de que, a través de la perseverancia y el consuelo que proporcionan las Escrituras, tengamos esperanza. 5Dios, por su parte, de quien proceden la perseverancia y el consuelo, les conceda vivir en armonía a ejemplo de Cristo Jesús, 6para que con un solo corazón y una sola boca alaben a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo. 7Por tanto, acéptense unos a otros, como también Cristo los aceptó para gloria de Dios. 8Porque les aseguro que Cristo se hizo servidor de los judíos para probar que Dios es fiel al cumplir las promesas hechas a nuestros antepasados. 9Pero también acepta misericordiosamente a los paganos para que glorifiquen a Dios, como dice la Escritura: Por eso te ensalzaré entre las naciones y cantaré en honor de tu nombre. 10Y dice también: Alégrense, naciones, juntamente con su pueblo. 11Y de nuevo: Alaben al Señor todas las naciones, cántenle todos los pueblos. 12Y todavía Isaías dice: Saldrá un descendiente de Jesé; se alzará para gobernar a las naciones y en él pondrán los pueblos su esperanza. 13Que Dios, de quien procede la esperanza, llene de alegría y de paz su fe; y que el Espíritu Santo, con su fuerza, los colme de esperanza. 14Estoy convencido, hermanos míos, de que están llenos de bondad, repletos de todo conocimiento, preparados para aconsejarse unos a otros. 15Con todo, me he atrevido a escribirles con la intención de recordarles algunas cosas. Lo hago en virtud de la gracia que Dios me ha concedido, 16de ser ministro de Cristo Jesús entre los paganos, ejerciendo el oficio sagrado de anunciar el evangelio de Dios, a fin de que la ofrenda de los paganos, consagrada por el Espíritu Santo, sea agradable a Dios. 17Podría enorgullecerme en Cristo Jesús de la tarea llevada a cabo al servicio de Dios, 18pero sólo me atreveré a hablar de lo que Cristo ha realizado sirviéndose de mí, para que, con la palabra o con la acción, los paganos aceptaran la fe, 19a través de signos y prodigios, y con la fuerza del Espíritu Santo. Así que desde Jerusalén y en todas direcciones hasta llegar a Iliria he dado a conocer el evangelio de Cristo. 20Eso sí, he procurado no proclamar el evangelio allí donde Cristo ya era conocido, para no edificar sobre fundamento ajeno; 21pues como dice la Escritura: Los que nada conocían de él, lo verán y los que nada habían oído, entenderán. 22Esto era lo que siempre me impedía llegar hasta ustedes. 23Pero ahora, como ya no tengo campo de trabajo en estos países y hace muchos años que estoy deseando ir a verlos, 24espero visitarlos de paso para España; confío en que me encaminarán a ese lugar, después de haber disfrutado un poco la hospitalidad de ustedes. 25En este momento estoy a punto de salir para Jerusalén, a fin de prestar un servicio a aquellos creyentes, 26pues a los de Macedonia y Acaya les ha parecido conveniente hacer una colecta en favor de los creyentes necesitados de Jerusalén. 27Les ha parecido conveniente, aunque en realidad se trataba de una deuda, pues si los paganos han participado de sus bienes espirituales, justo es que los ayuden en lo material. 28Una vez cumplida esta misión y entregado el fruto de esa colecta, partiré para España pasando por la ciudad de ustedes. 29Y sé que, al ir a verlos, lo haré con la plena bendición de Cristo. 30Por lo demás, hermanos, les ruego por nuestro Señor Jesucristo, y por el amor que el Espíritu ha derramado en nosotros, que pidan encarecidamente a Dios por mí, 31para que no caiga en manos de los que en Judea se oponen a la fe, y esta ayuda que llevo a Jerusalén sea bien recibida por parte de los creyentes. 32De este modo, si Dios quiere, iré a verlos lleno de alegría y podré descansar en compañía de ustedes. 33Que el Dios de la paz esté con todos ustedes. Amén.

will be added

X\