Apocalipsis 15

1Y vi en el cielo otra señal grande y maravillosa: siete ángeles que llevaban las siete últimas plagas con las que llegaría a su fin la ira de Dios. 2Vi también algo semejante a un mar, mezcla de fuego y de cristal; sobre este mar de cristal estaban, con las cítaras que Dios les había dado, los vencedores de la bestia, de su imagen y de su nombre en número cifrado. 3Cantaban el canto de Moisés, siervo de Dios, y el canto del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor, Dios todopoderoso; justo y verdadero tu proceder, rey de las naciones. 4¿Cómo no respetarte, Señor? ¿Cómo no glorificarte? Sólo tú eres santo, y todas las naciones vendrán a postrarse ante ti, porque se ha manifestado tu proyecto de salvación. 5Después de esto vi cómo se abrió en el cielo lo más santo de la tienda del testimonio. 6Y los siete ángeles que llevaban las siete plagas salieron del templo, vestidos de lino puro y brillante, con bandas de oro alrededor del pecho. 7Uno de los cuatro seres vivientes dio a los siete ángeles siete copas de oro llenas de la ira del Dios que vive por los siglos de los siglos. 8El templo se llenó del humo de la gloria y del poder de Dios, y a nadie se le permitía entrar en el templo mientras no se cumplieran las siete plagas de los siete ángeles.

will be added

X\