Salmos 81

1(CAP. 80) Al maestro de coro; sobre «la de Gat». De Asaf. 2¡Aclamen a Dios, nuestra fortaleza, aplaudan al Dios de Jacob! 3Entonen canciones, toquen la pandereta, la dulce cítara y el arpa. 4Toquen la trompeta al comenzar el mes, al salir la luna llena, día de nuestra fiesta: 5porque es una ley para Israel, una orden del Dios de Jacob, 6una norma que impuso a José, cuando salió de Egipto. Oigo un lenguaje desconocido para mí; 7yo quité la carga de sus hombros, y sus manos quedaron libres de peso. 8Clamaste en la opresión y te libré, te respondí escondido en la tormenta, te puse a prueba junto a las aguas de Meribá. 9Escucha, pueblo mío, que doy testimonio contra ti: ¡Ojalá me escucharas, Israel! 10No tendrás un dios extraño, no adorarás a un dios extranjero. 11Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto: abre la boca, y te saciaré. 12Pero mi pueblo no quiso escuchar mi voz, Israel no quiso obedecerme. 13Por eso los abandoné a la dureza de su corazón, a merced de sus caprichos. 14¡Ojalá me escuchara mi pueblo, y siguiera Israel mi camino! 15Inmediatamente humillaría a sus enemigos, castigaría a sus adversarios. 16Los enemigos del Señor lo halagarían, y su destino quedaría decidido para siempre. 17Yo alimentaría a Israel con lo mejor del trigo, lo saciaría con miel silvestre.

will be added

X\