Salmos 80

1(CAP. 79) Al maestro de coro; con la melodía de «Lirios». Testimonio. Salmo de Asaf. 2Pastor de Israel, escucha, tú que conduces a José como a un rebaño, tú que te sientas sobre los querubines, resplandece 3ante Efraín, Benjamín y Manasés; despierta tu poder y ven a salvarnos. 4¡Oh Dios, restáuranos, que resplandezca tu rostro y nos salvarás! 5Oh Señor, Dios todopoderoso, ¿hasta cuándo estarás indignado mientras tu pueblo te suplica? 6Como pan les diste a comer lágrimas, les diste a beber lágrimas en abundancia. 7Nos hiciste objeto de burla entre nuestros vecinos, y nuestros enemigos se ríen de nosotros. 8¡Dios todopoderoso, restáuranos, que resplandezca tu rostro y nos salvarás! 9Arrancaste una viña de Egipto, y expulsaste naciones para plantarla; 10le preparaste el suelo, echó raíces y llenó esta tierra. 11Su sombra cubrió las montañas, sus ramas los cedros gigantescos; 12extendió su ramaje hasta el mar, sus retoños hasta el río Eufrates. 13¿Por qué has derribado su cerca, para que se aprovechen de ella todos los transeúntes, 14la destruya el jabalí y sirva de alimento a las fieras salvajes? 15¡Dios todopoderoso, atiéndenos, mira desde el cielo, fíjate, ven a visitar tu viña, 16la planta que sembraste, el retoño que hiciste vigoroso. 17A los que la incendiaron como basura, hazlos perecer con el furor de tu rostro. 18Que tu mano proteja a tu elegido, al hombre que tú fortaleciste. 19Ya nunca nos apartaremos de ti: devuélvenos la vida para que invoquemos tu nombre. 20¡Dios todopoderoso, restáuranos, que resplandezca tu rostro y nos salvarás!

will be added

X\