Salmos 79

1(CAP. 78) Salmo de Asaf. Oh Dios, los paganos han entrado en tu heredad, han profanado tu santo templo, han hecho de Jerusalén un montón de ruinas; 2han tirado los cadáveres de tus siervos como alimento a las aves del cielo, los cuerpos de tus fieles a las fieras de la tierra; 3han derramado su sangre como agua en torno a Jerusalén, y nadie les daba sepultura. 4Hemos sido la irrisión de nuestros vecinos, la burla y el desprecio de los que nos rodean. 5¿Hasta cuándo, Señor? ¿Vas a estar siempre enfurecido? ¿Continuará ardiendo tu celo como fuego? 6Desata tu indignación sobre los paganos que no te reconocen, sobre esos reinos que no invocan tu nombre. 7Porque han devorado a Jacob, han devastado su morada. 8No recuerdes para castigarnos las culpas de otros tiempos; compadécete pronto de nosotros, porque estamos extenuados en la miseria. 9¡Ayúdanos, oh Dios salvador nuestro, por la gloria de tu nombre; líbranos y borra nuestros pecados, por tu nombre! 10¿Por qué han de decir los paganos: «Dónde está su Dios»? ¡Que veamos con nuestros ojos cómo los castigas por haber derramado la sangre de tus siervos! 11¡Llegue hasta ti el lamento del cautivo, con el poder de tu brazo salva a los condenados a muerte! 12¡Devuelve siete veces a nuestros vecinos el desprecio con que te despreciaron, Señor mío! 13Y nosotros, que somos tu pueblo y ovejas que tú apacientas, te daremos gracias eternamente, cantaremos tus alabanzas de generación en generación.

will be added

X\