Salmos 73

1(CAP. 72) Salmo de Asaf. ¡Qué bueno es Dios para Israel, para los limpios de corazón! 2Pero por poco doy un mal paso, poco faltó para que resbalaran mis pies, 3porque sentí envidia de los perversos, al ver la prosperidad de los malvados. 4Ellos no pasan agobios, su cuerpo está sano y robusto; 5no conocen las fatigas de los hombres, ni tienen que sufrir como los demás. 6Y es que su collar es la soberbia, y la violencia el manto que los cubre; 7la maldad les sale por los poros, su corazón desborda de malos propósitos. 8Se burlan, hablan con malicia, gritan y son prepotentes; 9su boca ofende a Dios que está en el cielo, sus labios, a los hombres que viven en la tierra. 10Por eso hasta el pueblo de Dios los sigue, y bebe sin reparo su doctrina. 11Pues dicen: «¿Cómo va a saberlo Dios? ¿Cómo lo va a conocer el Altísimo?» 12Así son los malvados: viven tranquilos y acrecientan sus riquezas. 13Entonces, ¿de qué me sirve haber mantenido puro el corazón, y mis manos inocentes? 14¿De qué me sirve haberme mortificado todos los días, y disciplinado cada mañana? 15Si hubiera dicho: «Hablaré como ellos», habría traicionado a la raza de tus hijos. 16Así que me puse a pensar para entender esto, pero me resultaba muy difícil. 17Hasta que entré en los secretos de Dios, y comprendí el destino que les espera. 18Sí, tú los colocas en el terreno resbaladizo, los precipitas en la ruina. 19¡Qué pronto perecen, y acaban consumidos de miedo! 20Como un sueño que desaparece al despertar, Señor mío, su imagen se desvanece cuando tú te levantas. 21Cuando la amargura me invadía el corazón, cuando me torturaba en mi interior, 22era un estúpido y no lo comprendía, era como un animal ante ti. 23Pero yo siempre estaré contigo: tú me tomas de la mano, 24me conduces según tus planes, y me llenas de gloria. 25¿A quién tengo yo en los cielos? Si estoy contigo, ya nada me agrada en la tierra. 26Aunque todo mi ser se consuma, Dios es mi herencia y mi roca para siempre. 27Los que se apartan de ti perecen, tú exterminas a los que te traicionan. 28Pero mi felicidad es estar junto a Dios: He hecho del Señor mi refugio y proclamo todas sus acciones.

will be added

X\