Salmos 63

1(CAP. 62) Salmo de David. Cuando estaba en el desierto de Judá. 2Oh Dios, tú eres mi Dios, desde el amanecer te deseo; estoy sediento de ti, a ti te anhelo en una tierra sedienta, reseca, sin agua. 3Quisiera contemplarte en tu templo, ver tu poder y tu gloria. 4Tu amor vale más que la vida, te alabarán mis labios; 5te bendeciré mientras viva, hacia ti levantaré mis manos. 6Me saciaré como en un espléndido banquete, y mi boca te alabará con alegría. 7En mi lecho me acuerdo de ti, en ti medito durante la noche, 8porque tú has sido mi ayuda, y a la sombra de tus alas grito alegremente. 9Estoy unido a ti, tu brazo me sostiene. 10Ellos, los que pretenden acabar con mi vida, bajarán a las profundidades de la tierra, 11serán entregados a la espada, servirán de comida a los chacales. 12Pero el rey se alegrará en Dios, se felicitarán los que juran por él, cuando haga callar a los mentirosos.

will be added

X\