Salmos 53

1(CAP. 52) Al maestro de coro; para la enfermedad. Oda de David. 2Piensa el tonto en su interior: «Dios no existe». Todos se han corrompido y practican la maldad, no hay quien haga el bien, ni uno siquiera. 3Dios mira desde el cielo a los hombres, para ver si queda alguien juicioso, que busque a Dios. 4Pero todos son igualmente rebeldes, ninguno hace el bien. 5¡Cuándo aprenderán los malhechores, que devoran a mi pueblo como si fuera pan, y jamás invocan a Dios! 6Pues temblarán de espanto, pues Dios esparce los huesos del que te ataca; quedarán derrotados, porque Dios los rechaza. 7¡Ojalá venga desde Sión la salvación de Israel! Cuando Dios cambie la suerte de su pueblo, se alegrará Jacob, hará fiesta Israel.

will be added

X\