Salmos 48

1(CAP. 47) Canto. Salmo de los hijos de Coré. 2Grande es el Señor y digno de toda alabanza, en la ciudad de nuestro Dios, en su santo monte. 3Altura hermosa, alegría de toda la tierra es el monte Sión, la morada de Dios, la capital del gran rey. 4Entre sus palacios, Dios se manifiesta como segura defensa. 5Los reyes que se habían aliado y avanzaban juntos, 6apenas lo vieron, quedaron asombrados y huyeron despavoridos. 7Allí se apoderó de ellos el temblor, dolores como de mujer cuando va a dar a luz, 8como cuando el viento del desierto destruye los barcos de Tarsis. 9Tal como lo habíamos oído, así lo hemos visto en la ciudad del Señor todopoderoso, la ciudad de nuestro Dios, la que Dios ha fundado para siempre. 10Recordamos tu amor, oh Dios, en medio de tu templo: 11como tu fama, así, oh Dios, tu alabanza llega hasta los extremos de la tierra. Tus acciones muestran tu fidelidad. 12El monte Sión se alegra, las ciudades de Judá gozan con tus decisiones. 13Recorran Sión, den la vuelta contando sus torres, 14fíjense en sus murallas, observen sus palacios, para que puedan decir a las generaciones futuras: 15«Así es nuestro Dios para siempre; él nos guía perpetuamente».

will be added

X\