Salmos 42

1(CAP. 41) Al maestro de coro. Oda de los hijos de Coré. 2Como busca la cierva corrientes de agua, así, Dios mío, te busca todo mi ser. 3Tengo sed de Dios, del Dios vivo, ¿cuándo entraré a ver el rostro de Dios? 4Las lágrimas son mi alimento día y noche, mientras me preguntan todo el día: ¿Dónde está tu Dios? 5Me lleno de nostalgia al recordar cómo entraba en el recinto, e iba hacia el templo de Dios, en medio del pueblo en fiesta, entre gritos de alegría y acción de gracias. 6¿Por qué estoy desconsolado? ¿Por qué me siento angustiado? Esperaré en Dios y le daré gracias de nuevo, porque él es mi salvador y mi Dios. 7Estoy profundamente desconsolado; por eso te recuerdo desde el Jordán y el Hermón y el monte Mizar. 8Con el estruendo de tus cascadas un abismo llama a otro abismo; todas tus tormentas y tus olas han pasado sobre mí. 9Durante el día el Señor me brinda su amor, por la noche mi canto y mi oración son para el Dios de mi vida. 10Digo a Dios: roca mía, ¿por qué me has olvidado?, ¿Por qué estoy afligido, oprimido por el enemigo? 11Los insultos de mis adversarios quebrantan mis huesos, mientras me preguntan todo el día: ¿Dónde está tu Dios? 12¿Por qué estoy desconsolado? ¿Por qué me siento angustiado? Esperaré en Dios y le daré gracias de nuevo porque él es mi salvador y mi Dios.

will be added

X\