Salmos 123

1(CAP. 122) Canto de peregrinación. A ti levanto mis ojos, a ti que habitas en el cielo. 2Como están los ojos de los siervos pendientes de la mano de sus señores, como están los ojos de la esclava, pendientes de la mano de su señora, así nuestros ojos miran al Señor, nuestro Dios, pendientes de que se compadezca de nosotros. 3Ten piedad de nosotros, Señor, ten piedad, que estamos cansados de desprecios; 4estamos ya cansados de la burla de los arrogantes, del desprecio de los orgullosos.

will be added

X\