Salmos 122

1(CAP. 121) Canto de peregrinación. De David. Me alegré cuando me dijeron: «Vamos a la casa del Señor». 2Nuestros pies ya pisan tus umbrales, Jerusalén. 3Jerusalén está construida como ciudad bien trazada; 4allá suben las tribus, las tribus del Señor, para dar gracias al nombre del Señor según la costumbre de Israel. 5Porque allí están los tribunales del palacio de David, los tribunales donde se administra la justicia. 6Rueguen por la paz de Jerusalén: ¡Vivan en paz los que te aman! 7¡Reine la paz dentro de tus muros, la prosperidad en tus palacios! 8Por amor a mis hermanos y amigos, diré: «¡La paz contigo!». 9¡Por la casa del Señor, nuestro Dios, buscaré tu felicidad!

will be added

X\