Proverbios 9

1La sabiduría se ha edificado una casa, ha labrado sus siete columnas, 2ha sacrificado víctimas, ha mezclado el vino y hasta ha preparado la mesa. 3Ha enviado a sus criadas a proclamar en los lugares más altos de la ciudad: 4«El que sea inexperto venga acá». Y al hombre duro para entender le dice: 5«Vengan a comer de mi pan, beban del vino que he mezclado. 6Dejen la inexperiencia y vivirán, sigan el camino de la inteligencia». 7El que corrige al soberbio, se acarrea desprecio, y el que reprende al malvado, humillación. 8No corrijas al soberbio, pues te odiará, corrige al sabio y te amará. 9Da al sabio y se hará más sabio, instruye al justo y aumentará su ciencia. 10El principio de la sabiduría es el temor del Señor, y en conocer al Santo está la inteligencia. 11Por mí se multiplicarán tus días, y se te añadirán años de vida. 12Si eres sabio, para tu bien lo eres, si eres soberbio, sólo tú padecerás. 13La necedad es atrevida; es simplona y nada le importa. 14Se sienta a la puerta de su casa, pone su asiento en lo más alto de la ciudad, 15para llamar a los que pasan, a los que van derechos por el camino: 16«El que sea inexperto, venga acá». Y al hombre duro para entender le dice: 17«El agua robada es dulce; el pan comido a escondidas, sabroso». 18Pero no saben que allí viven los muertos y sus huéspedes yacen en lo profundo del abismo.

will be added

X\