Proverbios 30

1Palabras de Agur, hijo de Yaqué, de Masá. Sentencias de un hombre importante: Me he fatigado, oh Dios, y estoy rendido. 2Soy más animal que hombre, carezco de inteligencia humana; 3no he aprendido la sabiduría, ni conozco la ciencia santa. 4¿Quién subió al cielo y después bajó? ¿Quién encerró el viento en sus puños? ¿Quién recogió el mar en un manto? ¿Quién puso los cimientos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el de su hijo, si es que lo sabes? 5Todas las palabras de Dios se cumplen, es una defensa para quienes se refugian en él. 6No añadas nada a sus palabras, no sea que te reprenda y quedes por mentiroso. 7Dos cosas te he pedido, no me las niegues antes de que muera: 8aleja de mí falsedad y mentira, no me des ni pobreza ni riqueza, dame sólo el alimento necesario; 9no sea que saciado, te niegue y diga: «¿Quién es el Señor?» o que siendo pobre me ponga a robar y profane el nombre de mi Dios. 10No calumnies a un criado ante su amo, no sea que te maldiga y sufras las consecuencias. 11Hay quienes maldicen a su padre y no bendicen a su madre; 12hay quienes presumen de puros y no han limpiado su inmundicia; 13hay quienes tienen ojos altaneros y miran con desprecio; 14hay quienes tienen espadas por dientes y cuchillos por muelas, para devorar a los pobres del país y a los necesitados de la tierra. 15Dos hijas tiene la sanguijuela, y las dos se llaman «dame». Hay tres cosas que nunca se sacian, y la cuarta nunca dice «basta»: 16el abismo, el seno estéril, la tierra que nunca se sacia de agua, y el fuego que jamás dice: «basta». 17Al que se burla del padre y desprecia a su madre cuando envejece, los cuervos le sacarán los ojos, y las águilas lo devorarán. 18Hay tres cosas que me sobrepasan, y una cuarta que no logro entender: 19El camino del águila en el cielo, el camino de la serpiente sobre la roca, el camino del barco en alta mar, el camino del hombre por la mujer. 20Esta es la conducta de la mujer adúltera: comer, limpiarse la boca, y decir luego: «No he hecho nada malo». 21Hay tres cosas que hacen temblar la tierra, y una cuarta que no puede soportar: 22esclavo que llega a rey, necio harto de pan, 23mujer aborrecida que llega a casarse, y criada que suplanta a su señora. 24Hay cuatro seres pequeños en la tierra, que son más sabios que los sabios: 25las hormigas, seres débiles, que en verano preparan su provisión de alimentos; 26los tejones, seres sin vigor, que se hacen su guarida en las rocas; 27los saltamontes, que no tienen rey y avanzan todos juntos; 28las lagartijas, que se atrapan con la mano y viven en los palacios reales. 29Hay tres seres de majestuoso andar, y un cuarto de hermoso caminar: 30el león, el más fuerte de los animales, que ante nada retrocede; 31el chivo que conduce el rebaño, y el rey al frente de su pueblo. 32Si has sido tan necio que te has hecho soberbio, cierra la boca y reflexiona: 33porque apretando la leche se saca mantequilla, apretando la nariz se saca sangre, y apretando la ira se saca discordia.

will be added

X\