Números 9

1El Señor habló a Moisés en el desierto del Sinaí el primer mes del segundo año de la salida de Egipto en estos términos: 2–Los israelitas deben celebrar la pascua a su debido tiempo. 3La celebrarán el catorce de este mes, al atardecer, de acuerdo con todos los usos y ritos correspondientes. 4Moisés mandó a los israelitas que celebrasen la pascua, 5y ellos la celebraron en el desierto del Sinaí el catorce del primer mes al atardecer. Los israelitas se ajustaron en todo a lo que el Señor había ordenado a Moisés. 6Pero hubo algunos que, debido a su estado de impureza por contacto con cadáveres, no pudieron celebrar la pascua ese día. Estos se presentaron ese mismo día a Moisés y a Aarón 7y les dijeron: –Estamos impuros por contacto con cadáver, ¿por qué vamos a privarnos de presentar nuestra ofrenda al Señor a su tiempo con los demás israelitas? 8Moisés les respondió: –Esperen y veré lo que dispone el Señor sobre su caso. 9El Señor dijo a Moisés: 10–Di a los israelitas: Si alguno de ustedes y de sus descendientes está impuro por contacto con cadáveres, o se encuentra lejos de viaje, y quiere celebrar la pascua del Señor, 11la celebrará el catorce del segundo mes al atardecer. Comerán el cordero pascual con pan sin levadura y hierbas amargas; 12no dejarán nada para la mañana siguiente, ni romperán ninguno de sus huesos; se ajustarán en todo al rito pascual. 13Si alguno está puro y no se encuentra de viaje, y deja de celebrarla, será borrado de su pueblo por no haber ofrecido a su tiempo la ofrenda del Señor, y cargará con su pecado. 14Si los extranjeros residentes entre ustedes quieren celebrar la pascua en honor del Señor, se ajustarán en todo al rito y costumbres pascuales. No habrá entre ustedes más que un rito, el mismo para extranjeros y nativos. 15El día en que fue instalada la morada, la nube la cubrió por la parte de la tienda del testimonio y desde la tarde a la mañana estuvo sobre ella en forma de fuego. 16La nube la cubría permanentemente, tomando por la noche la apariencia de fuego. 17Cuando la nube se levantaba sobre la tienda, partían los israelitas; y donde se posaba la nube, allí acampaban. 18Partían por orden del Señor y por orden del Señor acampaban, y permanecían acampados todo el tiempo que la nube estaba sobre la morada. 19Cuando la nube se posaba sobre la morada durante un largo tiempo, los israelitas, obedientes al Señor, no se movían. 20A veces la nube permanecía sobre la morada sólo durante unos días; en cualquier caso los israelitas permanecían acampados o se ponían en movimiento según lo que mandaba el Señor. 21A veces la nube se posaba sólo desde el atardecer al amanecer, entonces los israelitas se ponían en movimiento tan pronto como la nube se levantaba. Siempre que la nube se levantaba, fuera de día o de noche, ellos se ponían en movimiento. 22A veces la nube permanecía sobre la morada dos días, un mes o un año; durante este tiempo los israelitas seguían acampados y no se movían; pero cuando se levantaba, partían. 23Por orden del Señor acampaban y por orden del Señor partían. Obedecían las órdenes que el Señor les había dado por medio de Moisés.

will be added

X\