Números 12

1María y Aarón murmuraban contra Moisés a causa de la mujer cusita que éste había tomado por esposa. 2Decían: –¿Acaso ha hablado el Señor sólo con Moisés? ¿No ha hablado también con nosotros? El Señor lo oyó. 3Moisés era el hombre más humilde y sufrido del mundo. 4El Señor dijo a Moisés, a Aarón y a María: –Vayan los tres a la tienda del encuentro. Así lo hicieron. 5El Señor descendió en la columna de nube y se detuvo a la entrada de la tienda. Llamó a Aarón y a María, y ambos se acercaron. 6El Señor les dijo: –Oigan mis palabras: Cuando hay entre ustedes un profeta, yo me revelo a él en visión y le hablo en sueños. 7Pero con mi siervo Moisés no hago esto, porque él es mi hombre de confianza. 8A él le hablo cara a cara, con toda claridad y sin enigmas. Moisés contempla el semblante del Señor. ¿Cómo se han atrevido a hablar contra mi siervo Moisés? 9El Señor se indignó contra ellos y se fue. 10Apenas había desaparecido la nube de encima de la tienda, María apareció cubierta de lepra, blanca como la nieve. Aarón se volvió hacia María y la encontró cubierta de lepra. 11Aarón dijo a Moisés: –Perdón, mi Señor. No nos hagas responsables del pecado que neciamente hemos cometido. 12No dejes a María como un aborto, que sale ya medio consumido del vientre de su madre. 13Moisés clamó entonces al Señor diciendo: –¡Oh Dios, sánala, por favor! 14El Señor respondió: –Si su padre la hubiera escupido en el rostro, ¿no llevaría durante seis días esa vergüenza? Que sea separada del campamento siete días, al cabo de los cuales será admitida. 15Así pues, María fue alejada del campamento durante siete días. El pueblo no se puso en marcha hasta que se hubo integrado de nuevo. 16Después, el pueblo partió de Jaserot y fue a acampar al desierto de Farán.

will be added

X\