Nehemías 3

1El sumo sacerdote Eliasib y sus hermanos en el sacerdocio comenzaron a trabajar y reconstruyeron la Puerta de las Ovejas; montaron las vigas y las consagraron. Luego reconstruyeron la muralla hasta la Torre de los Cien, hasta la Torre de Janael, y también la consagraron. 2Trabajaron con ellos los de Jericó, y Zacur, hijo de Imrí. 3Los hijos de Sená restauraron la Puerta de los Peces, dejándola montada con sus hojas, cerraduras y barras. 4A su lado participaron en la restauración Meremot, hijo de Urías, hijo de Acós; Mesulán, hijo de Berequías, hijo de Mesezabel, y Sadoc, hijo de Baaná. 5Trabajaron con ellos los habitantes de Tecoa, pero sus jefes se negaron a colaborar en la obra restauradora de sus señores. 6Yoyadá, hijo de Paseaj, y Mesulán, hijo de Besodías, restauraron la Puerta Vieja, con sus hojas, cerraduras y barras. 7Trabajaron con ellos Melatías de Gabaón, Jadón de Meronot y la gente de Gabaón y de Mispá, a expensas del gobernador del territorio del otro lado del Eufrates. 8A su lado Uziel, hijo de Jarayas, del gremio de los orfebres, y Jananías del gremio de los perfumeros, continuaron la obra hasta la muralla de la Plaza. 9Junto a ellos prosiguieron la obra de restauración Refayas, hijo de Jur, jefe de la mitad del distrito de Jerusalén, 10Yedayas, hijo de Jarumat, en el tramo correspondiente a su casa, y Jatías, hijo de Jasabnías. 11El siguiente sector, hasta la Torre de los Hornos, fue restaurado por Malaquías, hijo de Jarín y Jasub, hijo de Pajat Moab. 12A su lado trabajaron Salún, hijo de Jalojés, gobernador de la otra mitad del distrito de Jerusalén, junto con sus hijas. 13La Puerta del Valle fue restaurada por Janún y los habitantes de Zanoaj; la reconstruyeron instalando hojas, cerraduras y barras e hicieron unos quinientos metros de muralla hasta la Puerta del Muladar. 14Malaquías, hijo de Recab, jefe del distrito de Bet Quérem, restauró la Puerta del Muladar y la instaló con sus hojas, cerraduras y barras. 15Salún, hijo de Coljosé, jefe del distrito de Mispá, restauró la Puerta de la Fuente; la reconstruyó, le puso techo y le colocó las hojas, las cerraduras y las barras; levantó también el muro del Estanque de Siloé, junto al jardín del rey, hasta la escalinata que baja de la ciudad de David. 16Después de él, Nehemías, hijo de Azbuc, jefe de la mitad del distrito de Bet Sur, continuó la obra hasta llegar enfrente de los sepulcros de David, hasta el estanque artificial y el cuartel de los valientes. 17Después de él prosiguieron la obra los levitas Rejún, hijo de Baní, y Jerabías, jefe de la mitad del distrito de Queila, que reconstruyó su distrito. 18Continuaron sus parientes Binuy, hijo de Jenadad, jefe de la otra mitad del distrito de Queila. 19Después Ezer, hijo de Josué, jefe de Mispá, restauró otro tramo, el Angulo, que está frente a la subida del arsenal. 20Baruc, hijo de Zabay, le siguió en el tramo que va desde el Angulo hasta la puerta de la casa del sumo sacerdote Eliasib. 21Meremot, hijo de Urías, hijo de Hacós, completó todo el sector de la casa de Eliasib; 22y a continuación trabajaron los sacerdotes residentes en la llanura. 23Después Benjamín y Jasub restauraron el sector de su casa; y Azarías, hijo de Maasías, hijo de Ananías, restauró el de la suya. 24Binuy, hijo de Jenadad, restauró el tramo siguiente, desde la casa de Azarías hasta el Angulo. 25Palal, hijo de Uzay, el sector frente al Angulo y la torre que sale del palacio real, la que está junto al patio de la cárcel. Pedayas, hijo de Parós, 26y los destinados al servicio del templo con residencia en el Ofel, continuaron en dirección este hasta llegar frente a la Puerta de las Aguas y hasta la torre saliente. 27Los de Tecoa restauraron desde esta torre hasta la muralla del Ofel. 28Desde la Puerta de los Caballos trabajaron los sacerdotes, cada uno el tramo de su propia casa. 29A continuación Sadoc, hijo de Imer, restauró el tramo de su casa; el tramo siguiente lo restauró Semayas, hijo de Secanías, guardián de la Puerta Oriental. 30Jananías, hijo de Selemías y Janún, sexto hijo de Salaf, restauraron el tramo siguiente; y Mesulán, hijo de Baraquías, el tramo de su casa. 31Malaquías, del gremio de los orfebres, continuó hasta la casa de los destinados al servicio del templo, hasta la de los comerciantes, frente a la Puerta de la Vigilancia y hasta la cámara alta del Angulo. 32Y desde aquí hasta la Puerta de las Ovejas lo hicieron los orfebres y los comerciantes. 33Al enterarse Sambalat de que estábamos reconstruyendo la muralla, se enfureció y, fuera de sí, se burlaba, 34comentando con sus hermanos y con los grandes de Samaría: –¿Qué hacen ahí esos miserables judíos? ¿Los van a dejar continuar? ¿Ofrecerán sacrificios? ¿Llegarán a terminar algún día? ¿Lograrán resucitar esas piedras procedentes de escombros y completamente calcinadas? 35Tobías, el amonita, que estaba junto a él, añadió: –Déjalos que construyan. Bastará que una zorra se lance contra ella para destruir esa muralla de piedras. « 36¡Escucha, oh Dios nuestro, cómo se nos desprecia! ¡Haz que sus insultos caigan sobre ellos y sean tratados como esclavos en una tierra extraña! 37¡No toleres su iniquidad, ni borres de tu presencia su pecado, pues han ofendido a los que reconstruyen la muralla!» 38Completamos la restauración de la muralla hasta media altura, pues el pueblo se había entregado con gran empeño a la obra.

will be added

X\