Nehemías 12

1Estos son los sacerdotes y levitas que regresaron con Zorobabel, hijo de Sealtiel, y con Josué: Serayas, Jeremías, Esdras, 2Amarías, Maluc, Jatús, 3Secanías, Rejún, Meremot, 4Ido, Guinetón, Abías, 5Minyamín, Maadías, Bilgá, 6Semayas, Yoyarib, Yedayas, 7Salú, Amoc, Jilquías. Todos ellos jefes de los sacerdotes y de sus hermanos en tiempos de Josué. 8Los levitas eran: Josué, Binuy, Cadmiel, Serebías, Judá, Matanías –encargado de dirigir, con sus hermanos, los cantos de alabanza–; 9sus hermanos Bacbuquías y Uní hacían el otro coro en el ministerio. 10Josué engendró a Joaquín, Joaquín a Eliasib, Eliasib a Yoyadá, 11Yoyadá a Jonatán y Jonatán a Yadúa. 12En tiempos de Joaquín, los sacerdotes jefes de familia eran: de la familia de Serayas, Merayas; de la de Jeremías, Jananías; 13de la de Esdras, Mesulán; de la de Amarías, Yeojanan; 14de la de Maluc, Jonatán; de la de Sebanías, José; 15de la de Jarín, Adná; de la de Merayot, Jelcay; 16de la de Ido, Zacarías; de la de Guinetón, Mesulán; 17de la de Abías, Zicrí; de la de Minyamín...; de la de Moadías, Piltay; 18de la de Bilgá, Samúa; de la de Semayas, Jonatán; 19de la de Yoyarib, Matenay; de la de Yedayas, Uzí; 20de la de Salú, Calay; de la de Amoc, Eber; 21de la de Jilquías, Jasabías, y de la familia de Yedayas, Netanel. 22Los jefes de familia sacerdotales de los tiempos de Eliasib, Yoyadá, Juan y Yadúa están registrados [en el libro de las Crónicas] hasta el reinado de Darío, el persa. 23En cuanto a los levitas, los jefes de familia están registrados en el libro de las Crónicas hasta los tiempos de Juan, hijo de Eliasib. 24Los jefes de los levitas eran: Jasabías, Serebías, Josué, Binuy y Cadmiel; estaban encargados junto con sus hermanos levitas de celebrar por turnos las alabanzas de Dios, según lo dispuesto por David, hombre de Dios. 25Matanías, Bacbuquías, Obadías, Mesulán, Talmón y Acub eran porteros y hacían guardia en las puertas de los almacenes. 26Todos estos vivían en tiempos de Joaquín, hijo de Josué, hijo de Josadac, y en tiempos del gobernador Nehemías y de Esdras, sacerdote y escriba. 27Para inaugurar la muralla de Jerusalén fueron convocados los levitas desde todos sus lugares de residencia para que acudieran a Jerusalén. Era preciso celebrar la fiesta de la dedicación con alegría y con cánticos, al son de címbalos, arpas y cítaras. 28Se reunieron, pues, los levitas cantantes que vivían en la comarca cercana a Jerusalén, en las aldeas de los netofatíes, 29en Bet-Guilgal y en los campos de Gueba y Azmavet. (Téngase en cuenta que los cantantes se habían construido lugares de residencia en los alrededores de Jerusalén). 30Los sacerdotes y los levitas se sometieron al rito de purificación e hicieron lo mismo con el pueblo, las puertas y la muralla. 31Luego hice subir a la muralla a los jefes de Judá y organicé dos grandes coros. El primer coro se fue por la derecha, sobre la muralla, hacia la Puerta del Muladar. 32Detrás del coro iba Osaías y la mitad de los jefes de Judá, 33Azarías, Esdras, Mesulán, 34Judá, Benjamín, Semayas y Jeremías. 35Iban también sacerdotes con trompetas: Zacarías, hijo de Jonatán, hijo de Semayas, hijo de Matanías, hijo de Miqueas, hijo de Zacur, hijo de Asaf, 36junto con sus hermanos Semayas, Azarel, Milalay, Guilalay, Maay, Netanel, Judá y Jananí; llevaban los instrumentos musicales de David, y al frente de todos ellos iba Esdras, el maestro de la ley. 37Al llegar a la Puerta de la Fuente, subieron de frente por la escalinata de la Ciudad de David y continuaron muralla arriba, junto al palacio de David, hasta la Puerta de las Aguas, al oriente. 38El segundo coro iba por la izquierda. Yo mismo iba detrás de él con la otra mitad de los jefes del pueblo. Ibamos por encima de la muralla, pasando al lado de la Torre de los Hornos hasta la muralla ancha 39y siguiendo por la Puerta de Efraín, o la Puerta Vieja, la Puerta de los Peces, la Torre de Jananel, o Torre de los Cien, hasta llegar a la Puerta de las Ovejas y detenernos en la Puerta de la Vigilancia. 40Los dos coros se detuvieron ante el templo de Dios. A mi lado estaban una mitad de los jefes, la que iba conmigo, 41junto a los sacerdotes Eliaquín, Maasías, Minyamín, Miqueas, Elyoenay, Zacarías y Jananías con sus trompetas, 42además de Maasías, Semayas, Eleazar, Uzí, Juan, Malaquías, Elam y Ezer. Entonces los cantantes, dirigidos por Yizrajías, entonaron sus himnos. 43Aquel día se ofrecieron muchos sacrificios en medio del júbilo general. Dios los había colmado de gozo y en la fiesta participaban también las mujeres y los niños, de modo que la alegría de Jerusalén se oía desde lejos. 44Por aquellos días se nombraron encargados de las salas que servían de almacenes para las ofrendas, los primeros frutos y los diezmos. En dichas salas se recogían, procedentes del territorio de las ciudades, las porciones asignadas por la ley a los sacerdotes y levitas. Y es que los habitantes de Judá estaban muy contentos al ver en sus puestos tanto a los sacerdotes y levitas, 45haciendo el servicio de Dios y cumpliendo los ritos purificatorios, como a los cantantes y porteros según lo dispuesto por David y su hijo Salomón. 46Pues antiguamente, en tiempos de David y de Asaf, había jefes de cantantes y cánticos de alabanza y de acción de gracias a Dios. 47Y todo Israel, en tiempo de Zorobabel y de Nehemías, proporcionaba diariamente a cantantes y porteros las porciones que les correspondían; se hacían igualmente ofrendas sagradas a los levitas, y estos daban su parte a los descendientes de Aarón.

will be added

X\