Nahum 2

1Miren, ya se acerca por los cerros el mensajero que anuncia la paz. Celebra tus fiestas, Judá, cumple tus promesas; porque no volverá a invadirte el hombre siniestro; está totalmente aniquilado. 2Un destructor avanza contra ti: monta guardia en la muralla, vigila la ruta, prepárate para luchar, reúne todas tus fuerzas. 3Sí, el Señor restablece el orgullo de Jacob, la viña de Israel, que los saqueadores habían saqueado, destruyendo su ramaje. 4Es rojo el escudo de sus guerreros y de terciopelo el manto de sus soldados; reluce en los carros el brillo del acero, cuando se preparan para la batalla y empuñan las lanzas. 5Los carros de guerra avanzan con furia por las calles, se precipitan por las plazas como antorchas encendidas, atraviesan como relámpagos. 6Se convoca a los valientes capitanes, chocan unos con otros al correr, corren hacia la muralla, se arma la defensa. 7Fuerzan las puertas que dan al río, y el palacio se derrumba. 8Llevan cautiva a la reina, sus damas lloran desconsoladas, y gimen como palomas. 9Nínive es como un estanque, cuyas aguas se escapan. «Deténganse, deténganse». Pero nadie hace caso. 10Saqueen la plata, saqueen el oro. ¡Son riquezas sin fin, montones de objetos preciosos! 11¡Robo, saqueo, destrucción, valentía que desfallece, rodillas que se doblan, fuerzas que flaquean, rostros que palidecen! 12¿Dónde está la cueva de los leones, dónde la guarida de los cachorros? Cuando el león se iba, quedaba la leona con sus cachorros; nadie se atrevía a molestar al león, 13al desgarrar su presa para sus cachorros, al partirla para sus leonas, al llenar de víctimas su cueva y de caza su guarida. 14Aquí estoy para castigarte, oráculo del Señor todopoderoso: arderán tus carros de guerra, y la espada devorará a tus leones; haré desaparecer de la tierra tus rapiñas y no se oirá más la voz de tus mensajeros.

will be added

X\