Levítico 21

1El Señor dijo a Moisés: –Di a los sacerdotes, hijos de Aarón: Ningún sacerdote quedará impuro por el cadáver de un pariente suyo, 2a no ser por un pariente cercano: madre, padre, hijo, hija, hermano, 3o hermana que viva con él y sea virgen, no casada; por ellos podrá contraer impureza. 4Como jefe en medio de su pueblo no se contaminará ni se profanará a sí mismo. 5No se tonsurarán la cabeza, ni se cortarán los bordes de la barba, ni se harán heridas en el cuerpo. 6Serán santos para su Dios y no profanarán su nombre, pues son ellos quienes ofrecen los sacrificios en honor del Señor, que son como el alimento de su Dios; por eso deben ser santos. 7No tomarán por esposa una prostituta, una violada, ni una mujer repudiada por su marido, pues el sacerdote está consagrado a su Dios. 8Lo considerarás como cosa santa, pues él es quien ofrece el alimento a tu Dios; tenle por santo, porque santo soy yo, el Señor, que los santifico. 9Si la hija de un sacerdote se deshonra prostituyéndose, es a su padre a quien deshonra. Será quemada. 10En cuanto al sumo sacerdote, el mayor entre sus hermanos, sobre cuya cabeza fue derramado el óleo de unción, y que fue consagrado para llevar las vestiduras sagradas, no llevará los cabellos revueltos ni rasgadas sus vestiduras; 11no se acercará a ningún muerto, y ni siquiera por su padre o su madre se contaminará. 12No saldrá del lugar santo, para no profanar el santuario de su Dios, pues ha sido consagrado con el óleo de la unción de su Dios. Yo soy el Señor. 13Tomará por esposa una mujer virgen. 14No tomará por mujer a una viuda, ni a una repudiada, ni a una violada ni a una prostituta; sino a una virgen de su pueblo. 15De este modo no profanará su descendencia entre su pueblo, pues yo soy el Señor, que lo santifico. 16El Señor dijo a Moisés: 17–Di a Aarón: Ninguno de tus descendientes que tenga un defecto corporal podrá presentar a su Dios la ofrenda de pan; 18sea ciego o cojo, con un miembro raquítico o atrofiado, 19lisiado de pies o de manos, 20jorobado o enano, bizco o sarnoso, enfermo de la piel o eunuco. 21Ningún descendiente del sacerdote Aarón que tenga algún defecto podrá acercarse a ofrecer sacrificios al Señor; tiene un defecto y por eso no se acercará a presentar a su Dios la ofrenda de pan. 22Podrá comer la ofrenda de pan hecha a su Dios, procedente de las cosas sagradas y aun de las muy sagradas, 23pero no podrá pasar detrás del velo ni acercarse al altar, pues tiene un defecto y profanaría mi santuario. Yo soy el Señor, que los santifico. 24Moisés se lo comunicó a Aarón, a sus hijos y a todos los israelitas.

will be added

X\