Levítico 20

1El Señor dijo a Moisés: 2–Di a los israelitas: Cualquier hombre, israelita o extranjero residente, que sacrifique alguno de sus hijos a Moloc, será castigado con la muerte; el pueblo lo apedreará. 3Yo castigaré a ese hombre y lo expulsaré de su pueblo, pues al sacrificar su hijo a Moloc ha manchado mi santuario y profanado mi santo nombre. 4Si el pueblo no hace nada contra este hombre que ha sacrificado uno de sus hijos a Moloc y no lo entrega a la muerte, 5yo mismo lo castigaré a él y a su familia, y lo expulsaré del pueblo a él y a cuantos como él vayan a adorar a Moloc. 6Si alguno acude a los espiritistas o a los adivinos y se hace idólatra como ellos, yo lo castigaré y lo extirparé de su pueblo. 7Santifíquense y sean santos, porque yo, el Señor, soy tu Dios. 8Observen mis mandamientos y pónganlos en práctica, pues yo soy el Señor que los santifica. 9El que maldiga a su padre o a su madre será castigado con la muerte; ha maldecido a su padre o a su madre y es responsable de su propia muerte. 10Si un hombre comete adulterio con la mujer de su prójimo, se castigará con la muerte a los dos. 11Si un hombre se acuesta con la mujer de su padre, ofende gravemente a su padre; se castigará con la muerte a los dos. Ellos serán los responsables de su propia muerte. 12Si un hombre se acuesta con su nuera, comete algo vergonzoso; se castigará con la muerte a los dos. Ellos serán los responsables de su propia muerte. 13Si un hombre se acuesta con otro hombre, como se hace con una mujer, ambos hacen algo detestable; se les castigará con la muerte. Ellos serán los responsables de su propia muerte. 14Si uno toma por esposas hija y madre, es un crimen; serán quemados él y ellas, para que no haya entre ustedes semejante crimen. 15Si uno tiene actos sexuales con un animal, será castigado con la muerte y se matará al animal. 16Si una mujer se prostituye con un animal, matarás a la mujer y al animal; deben morir. Tanto ella como el animal serán responsables de su propia muerte. 17Si alguien toma por esposa a su hermana por parte de padre o de madre y tienen relaciones sexuales, es algo vergonzoso; serán excluidos públicamente de su pueblo y cargarán con su culpa. 18Si uno se acuesta con una mujer durante su período menstrual y tiene relaciones sexuales con ella, descubriendo ambos la fuente de la menstruación; los dos serán excluidos de su pueblo. 19No ofenderás a tu padre ni a tu madre teniendo relaciones sexuales con tus tías. Los culpables cargarán con su pecado. 20Si uno se acuesta con la mujer de su tío paterno, ofende gravemente a éste; los dos cargarán con su pecado y morirán sin descendencia. 21El que toma por esposa a la mujer de su hermano, hace una cosa horrible; ha ofendido gravemente a su hermano; no tendrán hijos. 22Observen todas mis leyes y mis mandamientos, y pónganlos en práctica, para que no los vomite la tierra a la que los voy a conducir para que habiten en ella. 23No imiten las costumbres de las gentes que voy a expulsar de la presencia de ustedes; esas gentes han practicado todas estas cosas, y por ello se han hecho odiosas. 24Ya les he dicho: Tomarán posesión la tierra que yo les doy en posesión. Es una tierra que mana leche y miel. Yo soy el Señor su Dios, que los he separado de los demás pueblos. 25Distingan también entre animales puros e impuros, entre aves puras e impuras, y no se contaminen con animal alguno, ave o reptil que se arrastra por la tierra, de los que yo les he señalado como impuros. 26Sean para mí santos, porque santo soy yo, el Señor, que los he separado de los demás pueblos para que sean míos. 27Todo hombre o mujer que consulte a los espíritus de los muertos o se dedique a la adivinación, será castigado con la muerte; los apedrearán. Ellos serán responsables de su propia muerte.

will be added

X\