Levítico 18

1El Señor dijo a Moisés: 2–Di a los israelitas: Yo soy el Señor su Dios. 3No harán lo que se hace en Egipto, donde han vivido, ni lo que se hace en Canaán, adonde los llevo; no seguirán sus costumbres. 4Observarán mis mandamientos y cumplirán mis leyes; se comportarán de acuerdo con ellas. Yo soy el Señor, su Dios. 5Observarán, pues, mis mandamientos y mis leyes, que dan vida a quien las cumple. Yo soy el Señor. 6Ninguno de ustedes se acercará a un pariente para tener relaciones sexuales. Yo soy el Señor. 7No ofenderás a tu padre teniendo relaciones sexuales con tu madre; es tu madre y no debes hacerlo. 8No ofenderás a tu padre teniendo relaciones sexuales con otra mujer suya. 9No tendrás relaciones sexuales con tu hermana, sea hija de tu padre o de tu madre, nacida en casa o fuera de ella. 10No te deshonres a ti mismo teniendo relaciones sexuales con tus nietas. 11No tendrás relaciones sexuales con tus hermanas por parte de padre. 12No ofenderás a tu padre teniendo relaciones con tus tías paternas. 13No ofenderás a tu madre teniendo relaciones con tus tías maternas. 14No ofenderás a tus tíos paternos teniendo relaciones sexuales con sus mujeres. 15No ofenderás a tus hijos teniendo relaciones sexuales con tus nueras; son tus hijos y no debes hacerlo. 16No ofenderás a tus hermanos teniendo relaciones sexuales con tus cuñadas. 17No ofenderás a una mujer teniendo relaciones sexuales con ella y con sus hijas o sus nietas; sería una acción infame. 18Mientras viva tu mujer no le buscarás una rival, teniendo relaciones sexuales con su hermana. 19No tendrás relaciones sexuales con una mujer durante su menstruación. 20No te acostarás con la mujer de tu prójimo; te harías impuro con ella. 21No darás a tus hijos para sacrificarlos a Moloc, ni profanarás el nombre de tu Dios. Yo soy el Señor. 22No te acostarás con un hombre como se hace con una mujer; es un acto detestable. 23No tendrás actos sexuales con animales pues quedarías impuro a causa de ello; tampoco la mujer se prostituirá con un animal uniéndose a él; es una perversión. 24No se manchen con ninguna de estas prácticas, como se han manchado las naciones que yo expulsaré de la presencia de ustedes. 25La tierra se ha contaminado, y yo he castigado su maldad de forma que la tierra ha vomitado a sus habitantes. 26Observen mis leyes y mis mandamientos, no cometan ninguna de estas cosas detestables, ni ustedes ni el nativo ni el extranjero que reside entre ustedes. 27Todas estas cosas detestables las cometieron los habitantes que habitaron en esta tierra y la tierra quedó contaminada. 28Pero a ustedes no los vomitará la tierra al sentirse contaminada por ustedes como fueron vomitados los pueblos que la habitaron con anterioridad, 29pues cualquiera que cometa alguna de estas cosas detestables, será excluido de su pueblo. 30Observen mis mandamientos y no sigan las detestables costumbres que se practicaban antes de ustedes, para que no se contaminen con ellas. Yo soy el Señor su Dios.

will be added

X\