Job 23

1Job tomó la palabra y dijo: 2Todavía me quejo y me rebelo, porque Dios hace amargos mis gemidos. 3¡Ojalá supiera yo cómo encontrarlo, cómo llegar hasta el lugar donde vive! 4Presentaría ante él mi causa, iría cargado de argumentos. 5Sabría cuál era su respuesta, comprendería lo que me dijera. 6¿Discutiría apasionadamente conmigo? No, al menos él me escucharía; 7reconocería que su adversario es justo, y yo me libraría para siempre de mi juez. 8Pero voy al oriente, y no está allí, al occidente, y no doy con él. 9Lo busco en el norte, y no lo encuentro; en el sur, y no consigo verlo. 10Sin embargo, él conoce mi camino; si me purifica en el horno saldré como oro puro. 11Mis pies han seguido sus huellas, sin desviarme he recorrido su camino. 12No me he apartado de los mandatos de sus labios, he conservado en mi interior las palabras de su boca. 13Pero si él decide algo, ¿quién lo detendrá? El realiza lo que desea. 14El ejecutará mi sentencia, y todo lo que tiene proyectado. 15Por eso estoy temeroso ante él, y cuanto más lo pienso, más me asusta. 16Dios me tiene acobardado, el Poderoso me ha llenado de miedo. 17¡Ojalá hubiera sido aniquilado en las tinieblas, y cubriera mi rostro la oscuridad!

will be added

X\