Job 22

1Elifaz de Temán tomó la palabra y dijo: 2¿Puede un hombre ser útil a Dios si apenas lo es el sabio para sí mismo? 3¿Qué saca el Poderoso con que tú seas justo? ¿Qué gana con tu conducta honrada? 4¿Acaso te reprocha el que seas fiel y te lleva a juicio por eso? 5¿No será porque es grande tu maldad, y tus culpas son innumerables? 6Sin motivo exigías bienes en garantía a tus hermanos, le quitabas sus ropas al desnudo, 7no dabas de beber al sediento, y al hambriento le negabas el pan. 8Y mientras el poderoso se adueñaba del país, y el orgulloso lo habitaba, 9tú despedías a las viudas con las manos vacías y dejabas desamparados a los huérfanos. 10Por todo esto te ves atrapado, y te asusta un repentino temor; 11la luz se ha oscurecido, ya no ves y te inunda una avalancha de aguas. 12¿No está Dios en lo más alto de los cielos? ¡Mira qué alto es el firmamento de estrellas! 13Pero tú dijiste: «¿Qué sabe Dios? ¿Cómo puede juzgar a través de las nubes? 14Las nubes son un velo que no le dejan ver cuando pasea por los límites del cielo». 15¿Es que quieres seguir la antigua ruta por la que caminaron los perversos? 16Antes de tiempo fueron arrebatados, una inundación destruyó sus cimientos. 17Decían a Dios: «¡Apártate de nosotros! ¿Qué puede hacernos el Poderoso?» 18Y aunque era él quien llenaba de felicidad sus casas, en el plan de los impíos no contaba Dios. 19Los justos ven esto y se alegran, el inocente se felicita por eso. 20«¡Cómo acabó nuestro adversario! ¡El fuego devoró su opulencia!» 21Reconcíliate con Dios y ponte en paz con él, así recobrarás tu bienestar. 22Recibe la enseñanza de su boca, conserva sus palabras en tu corazón. 23Si te conviertes al Poderoso y te humillas, si alejas de tu casa la injusticia, 24si tiras tu oro al polvo y el oro de Ofir entre las piedras del torrente, 25entonces el Poderoso será tu oro y tu plata en abundancia. 26Tendrás en el Poderoso tus delicias y hacia Dios levantarás tu rostro. 27Lo invocarás y él te escuchará, y podrás cumplir tus promesas. 28Todos tus proyectos tendrán éxito, y por tus caminos brillará la luz. 29Porque él humilla a los soberbios y salva a los humildes. 30El que libra al inocente, te librará si tus manos están limpias.

will be added

X\