Job 19

1Job tomó la palabra y dijo: 2¿Hasta cuándo me afligirán y me atormentarán con sus palabras? 3Ya me han insultado diez veces y me han maltratado sin reparo. 4Aunque de hecho hubiera faltado, yo solo cargaré con mi falta. 5Si de verdad creen que van a triunfar sobre mí echándome en cara mi humillación, 6sepan que es Dios quien me quita la razón y quien me ha apresado en su red. 7Grito: «¡Violencia!» y nadie me responde. Pido auxilio y nadie me defiende. 8Dios me ha cerrado el camino para que no pase, ha envuelto en oscuridad mis senderos. 9Me ha despojado de mi honor y ha quitado la corona de mi frente. 10Ha demolido mis cimientos, y me hundo; ha arrancado como un árbol mi esperanza. 11Se ha encendido de ira contra mí, me considera su enemigo. 12En masa han llegado sus tropas, se han abierto paso hasta mí y han cercado mi casa. 13Mis hermanos se alejan de mí, mis conocidos me abandonan; 14mis parientes y familiares han desaparecido, me han olvidado mis huéspedes; 15mis criados me tratan como a un extraño, soy un desconocido ante sus ojos; 16llamo a mi criado y no me responde, aunque con mi propia boca le suplique. 17Mi aliento da asco a mi mujer, y a mis hijos resulto repugnante. 18Hasta los chiquillos me desprecian, cuando me levanto, se ríen de mí; 19me aborrecen todos mis íntimos, mis amigos se han puesto en mi contra. 20La piel se me pega a los huesos, y a duras penas sigo con vida. 21Tengan piedad de mí, ustedes mis amigos, que es la mano de Dios la que me ha herido. 22¿Por qué me persiguen como me persigue Dios y no se cansan de atormentarme? 23¡Ojalá se escribieran mis palabras! ¡Ojalá se grabaran en el bronce! 24¡Ojalá con punzón de hierro y plomo quedaran escritas para siempre en la roca! 25Pero yo sé que mi defensor vive, y que él, al final, triunfará sobre el polvo; 26y cuando mi piel recubra estas llagas, en mi propia carne contemplaré a Dios. 27Yo mismo lo contemplaré, mis ojos lo verán ya no como a un extraño; entonces reposará mi espíritu. 28Ustedes dicen: «¿Cómo lo torturaremos, qué pretexto hallaremos contra él?». 29Teman la espada para ustedes, pues la espada será el pago de las culpas, y reconocerán que hay alguien que juzga.

will be added

X\