Job 12

1Job tomó la palabra y dijo: 2Ustedes son la voz del pueblo, y con ustedes morirá la sabiduría. 3Pero yo también sé pensar, como ustedes; en nada me aventajan, pues, ¿quién no conoce estas cosas? 4Soy el hazmerreír de mis amigos cuando grito a Dios que me responda; soy el hazmerreír, siendo justo e íntegro. 5«A la desgracia el desprecio, piensa el dichoso, un empujón al que se tambalea». 6En cambio, los bandidos tienen paz en sus casas, y los que desafían a Dios, plena seguridad; piensan que lo manejan a su antojo. 7Pero pregunta a los animales, que te instruirán, a las aves del cielo, que te informarán; 8te ilustrarán los reptiles de la tierra, te enseñarán los peces del mar. 9Pues, ¿quién de todos ellos ignora que la mano de Dios ha hecho todo esto? 10En sus manos está la vida de todo viviente, y el espíritu de todo hombre. 11¿Acaso no distingue el oído las palabras, como el paladar saborea el alimento? 12¿No es propio de los ancianos el saber y de la vejez la inteligencia? 13Pero Dios es sabio y poderoso, suyos son la inteligencia y el consejo. 14Lo que él destruye, no se puede reconstruir; si encierra a alguien, no podrá escapar. 15Si retiene las aguas, viene la sequía; si las suelta, se inunda la tierra. 16En él están la fuerza y la prudencia, suyos son el seductor y el seducido. 17El convierte a los consejeros en imprudentes y a los gobernantes en necios. 18Despoja de sus insignias a los reyes y los lleva encadenados al cautiverio; 19hace vagabundear desnudos a los sacerdotes y echa por tierra a los poderosos. 20Cierra la boca a los expertos y deja sin juicio a los ancianos; 21desprestigia a los grandes y pone fin a la prepotencia de los fuertes. 22Ilumina la oscuridad más profunda y convierte en claridad las tinieblas. 23Engrandece a las naciones y después las arruina, deja crecer a los pueblos y después los suprime; 24convierte en ignorantes a los jefes del pueblo, los hace vagar por desiertos sin camino, 25y andan a tientas en densa oscuridad, tambaleándose como borrachos.

will be added

X\