Judit 1

1Era el año duodécimo del reinado de Nabucodonosor, que reinaba sobre los asirios en Nínive, la gran ciudad, al tiempo que Arfaxad reinaba sobre los medos en Ecbatana. 2Este último amuralló Ecbatana con piedras talladas de metro y medio de ancho por tres de largo. La muralla medía treinta metros de alta por veinticinco de ancha. 3Sobre las puertas de la ciudad levantó torres de cincuenta metros de alto y treinta de ancho en sus cimientos. 4Las puertas, de treinta y cinco metros de alto por veinte de ancho, permitían la salida de las fuerzas y el desfile de los soldados. 5Por entonces el rey Nabucodonosor luchó contra el rey Arfaxad en la amplia llanura, o sea en la llanura que hay en el JUDIT término de Ragau. 6Se unieron a él todos los montañeses, los ribereños del Eufrates, del Tigris y del Hidaspes, y los de las llanuras de Arioc, rey de Elimaida. Numerosos pueblos se aliaron para la batalla contra los hijos de Jeleud. 7Nabucodonosor, rey de los asirios, envió un mensaje a todos los habitantes de Persia y a los de las regiones occidentales, a los habitantes de Cilicia, Damasco, Líbano y Antilíbano, y a todos los habitantes del litoral, 8a los pueblos del Carmelo, Galaad, Alta Galilea, gran llanura de Esdrelón, 9a todos los de Samaría, y sus ciudades, a los de más allá del Jordán hasta Jerusalén, Batana, Jelos, Cadés, río de Egipto, Tafnes, Rameses y toda la tierra de Gosen, 10hasta más allá de Tanis y Menfis, a todos los habitantes de Egipto hasta las fronteras de Etiopía. 11Pero los habitantes de toda la tierra despreciaron el mensaje de Nabucodonosor, rey de los asirios, y no le prestaron ayuda para la guerra; no lo temían, pues pensaban que no tenía aliados. Despidieron a su mensajeros con las manos vacías y la vergüenza en el rostro. 12Se indignó mucho Nabucodonosor contra todas estas regiones y juró por su trono y por su imperio que se vengaría de todas las regiones de Cilicia, Damasco y Siria, así como de todos los habitantes de Moab, de los amonitas, de toda Judea y de todos los de Egipto, hasta los límites de los dos mares. 13El año decimoséptimo Nabucodonosor puso en pie de guerra todas sus tropas contra Arfaxad y lo venció en combate, destrozando todo su ejército, su caballería y sus carros de guerra. 14Conquistó sus ciudades y llegó hasta Ecbatana, ocupó las torres, saqueó las plazas y convirtió en vergüenza su esplendor. 15Apresó a Arfaxad en las montañas de Ragau y lo acribilló a flechazos acabando con él. 16Después regresó a Nínive con sus tropas, una increíble multitud de guerreros, y se dedicaron a descansar y a comer durante ciento veinte días.

will be added

X\