Oseas 5

1Escuchen, sacerdotes; oigan habitantes de Israel, pongan atención, ministros del rey: contra ustedes es el juicio, pues han sido una trampa en Mispá, una red tendida en el Tabor; 2han cavado una fosa en Sitín. Pero yo los castigaré a todos. 3Conozco bien a Efraín, y no se me oculta nada de Israel; tú, Efraín, te has prostituido, y se ha manchado Israel. 4Sus acciones les impiden convertirse a su Dios, pues dentro de ellos hay un espíritu de prostitución, y no conocen al Señor. 5La Gloria de Israel testimonia contra él; Israel y Efraín tropezarán en su propia maldad. Y junto con ellos tropezará también Judá. 6Con sus ovejas y sus vacas vendrán en busca del Señor, pero no lo encontrarán. ¡Se ha alejado de ellos! 7Han traicionado al Señor, han engendrado hijos bastardos, y ahora un invasor los devorará, junto con sus campos. 8Toquen el cuerno en Guibeá, la trompeta en Ramá, den el grito de guerra en Bet-Avén. ¡Te atacan por la espalda, Benjamín! 9Efraín quedará devastado el día del castigo; se lo anuncio como algo seguro a las tribus de Israel. 10Los príncipes de Judá se comportan como los que desplazan los linderos, pero como agua caudalosa derramaré mi ira sobre ellos. 11Efraín está aplastado, está pisoteado el derecho, porque se ha empeñado en correr detrás de la nada. 12Pero yo seré como polilla para Efraín, como carcoma para la dinastía de Judá. 13Efraín ha visto su mal y Judá su herida; Efraín ha acudido a Asiria, y ha enviado mensajeros al gran rey; pero éste no podrá sanarlos ni curar su herida. 14Porque seré como un león para Efraín, como un cachorro de león para la dinastía de Judá: Yo mismo despedazaré la presa y me iré, la llevaré conmigo y nadie me la arrebatará. 15Regresaré a mi morada, hasta que reconozcan sus culpas y busquen mi rostro. En su angustia me buscarán.

will be added

X\