Hageo 1

1El año segundo del reinado de Darío, el día primero del sexto mes, el Señor dirigió esta palabra, por medio del profeta Ageo, al gobernador de Judá, Zorobabel, hijo de Sealtiel, y al sumo sacerdote Josué, hijo de Josadac: 2Así dice el Señor todopoderoso: Este pueblo dice que no ha llegado aún el momento de reconstruir el templo del Señor. 3El Señor, pues, les dirigió esta palabra por medio del profeta Ageo: 4¿Piensan acaso que sí es tiempo de que ustedes habiten en casas confortables, mientras la casa del Señor está en ruinas? 5Pues ahora así dice el Señor todopodero so: ¡Reflexionen la situación en la que se encuentran! 6Siembran mucho pero cosechan poco; comen, pero quedan con hambre; beben, pero siguen sedientos; se arropan pero sienten frío; y el que trabaja por salario, guarda su paga en saco roto. 7- 8Pues esto es lo que dice el Señor todo poderoso: Suban a la montaña a buscar madera, reconstruyan mi templo, y yo me complaceré en él y en él manifestaré mi gloria, dice el Señor. ¡Reflexionen la situación en la que se encuentran! 9Esperaban abundancia y resultó escasez; lo que llevaron a casa yo lo he dispersado con mi soplo. ¿Por qué ocurre esto, oráculo del Señor todopoderoso? Pues porque mi casa está todavía en ruinas mientras cada uno de ustedes se preocupa de la suya. 10Por eso los cielos han retenido la lluvia y la tierra no ha dado sus frutos. 11Yo he mandado la sequía a la tierra, a las montañas, al trigo, al vino nuevo, al aceite nuevo, a todo lo que produce la tierra; la he enviado sobre hombres y animales, y sobre todos tus trabajos. 12Entonces Zorobabel, hijo de Sealtiel, el sumo sacerdote Josué, hijo de Josadac, y todo el resto del pueblo escucharon la voz del Señor su Dios, y las palabras del profeta Ageo, conforme a la misión que el Señor su Dios le había encomendado. Y el pueblo temió al Señor. 13Ageo, el enviado del Señor, transmitió al pueblo este mensaje del Señor: «Yo estoy con ustedes, oráculo del Señor». 14Movió, pues, el Señor el espíritu de Zorobabel, hijo de Sealtiel, gobernador de Judá, del sumo sacerdote Josué, hijo de Josadac, y el del resto del pueblo; pusieron manos a la obra y comenzaron a reconstruir el templo del Señor todopoderoso, su Dios. 15Era el día veinticuatro del mes sexto.

will be added

X\