Génesis 49

1Después, Jacob llamó a sus hijos y les dijo: –Reúnanse, que quiero decirles lo que será de ustedes en los días venideros. 2Júntense y escuchen, hijos de Jacob; escuchen a su padre Israel: 3Rubén, tú eres mi primogénito, mi fuerza y el primer fruto de mi virilidad, el primero en dignidad, el primero en poder. 4Pero eres impetuoso como las aguas, y no dominarás, porque subiste al lecho de tu padre, y profanaste mi cama. 5Simeón y Leví son hermanos, astucia y violencia son sus armas; 6no participaré en sus reuniones, ni comprometeré mi honra acompañándolos, porque en su furor mataron hombres, y en su crueldad descuartizaron toros. 7maldita su ira por ser tan violenta, y su furor por ser tan cruel. Yo los dividiré en Jacob, los dispersaré en Israel. 8A ti Judá te alabarán tus hermanos, someterás a tus enemigos, los hijos de tu padre se inclinarán ante ti. 9Cachorro de león es Judá; siempre regresas con caza, hijo mío. Se recuesta, se echa como un león, como leona, ¿quién será capaz de levantarlo? 10No se apartará de Judá el cetro, ni el bastón de mando de entre sus piernas, hasta que venga aquél a quien pertenece, y a quien los pueblos obedecerán. 11El ata a la parra su borrico y las crías de su burra a la vid. El lava en vino su vestido, en sangre de uvas su manto. 12Sus ojos son más oscuros que el vino y sus dientes más blancos que la leche. 13Zabulón vive en la orilla del mar, será puerto para los barcos, sus fronteras llegan hasta Sidón. 14Isacar es un burro robusto echado en el corral; 15viendo que el descanso es bueno y la tierra agradable, presta su hombro a la carga y acepta trabajos de esclavo. 16Dan juzga a su pueblo como un jefe más de Israel. 17Dan es serpiente en el camino, una víbora junto al sendero, que muerde en las patas al caballo y hace caer por detrás al jinete. 18Tu salvación espero, ¡oh Señor! 19A Gad salteadores lo asaltan, pero él asalta por la espalda. 20Aser abunda en pan sabroso, proporciona manjares de reyes. 21Neftalí es una cierva suelta, que lleva hermosos cervatillos. 22José, retoño fértil, retoño fértil junto a la fuente, sus ramas escalan el muro. 23Lo enfurecieron al dispararle, los arqueros lo molestaban. 24Pero su arco no se quiebra, sus brazos y manos son ágiles, gracias al auxilio del Fuerte de Jacob, del Pastor y Roca de Israel. 25Que el Dios de tu padre te ayude, que el Dios Poderoso te bendiga con bendiciones del cielo y bendiciones del abismo, bendiciones de los pechos y del seno materno. 26Las bendiciones de tu padre, mejores que las de las antiguas montañas, que las delicias de las montañas eternas, caigan sobre la cabeza de José, sobre la cabeza del elegido entre sus hermanos. 27Benjamín es un lobo insaciable, por la mañana devora su caza y por la tarde los deshechos. 28Estas son las doce tribus de Israel y esto lo que les dijo su padre cuando los bendijo, a cada uno con su propia bendición. 29Después les dio estas instrucciones: –Yo estoy a punto de reunirme con los míos; sepúltenme junto a mis antepasados en la cueva que está en el campo de Efrón, el hitita, 30en la cueva de macpelá, frente a mambré, en la tierra de Canaán, la que compró Abrahán al hitita Efrón como sepulcro en propiedad. 31Allí fueron sepultados Abrahán y su mujer Sara; allí fueron sepultados Isaac y su mujer Rebeca; allí también sepulté yo a Lía. 32El campo y la cueva que hay en él los compró Abrahán a los hititas. 33Cuando Jacob acabó de dar estas instrucciones a sus hijos, encogió sus pies en la cama, expiró, y fue a reunirse con los suyos.

will be added

X\