Génesis 40

1Pasado cierto tiempo, el copero y el panadero del rey de Egipto ofendieron a su señor. 2El faraón se enojó contra sus dos oficiales, el jefe de los coperos y el jefe de los panaderos, 3y los encarceló en casa del capitán de la guardia, en la cárcel donde José se hallaba encerrado. 4El capitán de la guardia encargó a José que los sirviera. Llevaban un cierto tiempo en la cárcel 5cuando ambos, el copero y el panadero, tuvieron cada uno un sueño la misma noche, cada sueño con su propio significado. 6Cuando a la mañana siguiente José fue a buscarlos, se dio cuenta de que estaban preocupados; 7así que preguntó a los oficiales del faraón que estaban encarcelados con él en la casa de su amo: –¿Por qué tienen hoy esa cara de preocupación? 8Respondieron: –Hemos tenido un sueño y no hay quien nos lo interprete. Y José les dijo: –¿Acaso no es Dios quien los interpreta? Cuéntenme los sueños. 9El jefe de los coperos contó a José el sueño que había tenido: –He soñado que tenía delante de mí una parra, 10en la que había tres sarmientos; echó brotes, floreció y maduraron las uvas en los racimos. 11Yo tenía en la mano la copa del faraón; tomé los racimos, los exprimí en ella y la puse en su mano. 12José le dijo: –Esta es la interpretación: Los tres sarmientos son tres días; 13al cabo de tres días, el faraón te sacará de la cárcel y te restituirá en tu cargo, y volverás a poner la copa del faraón en su mano como solías hacer cuando eras su copero. 14Sólo te pido que te acuerdes de mí cuando te vaya bien; hazme el favor de hablar de mí al faraón para que me saque de esta prisión, 15pues me trajeron secuestrado del país de los hebreos, y aquí tampoco he hecho nada para estar preso. 16Al ver el jefe de los panaderos que había sido una interpretación favorable, dijo a José: –También yo he soñado que llevaba tres canastillos de pasteles sobre mi cabeza. 17En el canastillo de encima había gran variedad de pasteles para el faraón, pero los pájaros del cielo se lo comían en el mismo canastillo que yo llevaba sobre la cabeza. 18José le respondió: –Esta es la interpretación: Los tres canastillos son tres días. 19Dentro de tres días el faraón te sacará de la cárcel y te hará colgar de una horca, y las aves comerán tu carne. 20Y en efecto, al cabo de tres días, el faraón celebraba su cumpleaños y dio un banquete a todos sus consejeros. Cuando estaban reunidos, hizo que sacaran de la cárcel al jefe de los coperos y al jefe de los panaderos; 21al jefe de los coperos lo restituyó en su cargo para colocar la copa en manos del faraón, 22mientras que al jefe de los panaderos lo hizo ahorcar, como había dicho José. 23Pero el jefe de los coperos no se volvió a acordar de José, sino que se olvidó de él.

will be added

X\