Génesis 22

1Después de esto, Dios quiso poner a prueba a Abrahán, y lo llamó: –¡Abrahán! El respondió: –Aquí estoy. 2Y Dios le dijo: –Toma a tu hijo único, a tu querido Isaac, ve a la región de moria, y ofrécemelo allí en sacrificio, en la montaña que yo te indicaré. 3Se levantó Abrahán de madrugada, preparó su burro, tomó consigo dos siervos y a su hijo Isaac, partió la leña para el sacrificio y se encaminó hacia el lugar que Dios le había indicado. 4Al tercer día levantó Abrahán la vista y distinguió de lejos el lugar. 5Entonces dijo a sus siervos: –Permanezcan aquí con el burro, mientras el muchacho y yo subimos allá arriba para adorar al Señor; después regresaremos junto a ustedes. 6Abrahán tomó la leña del sacrificio y la cargó sobre su hijo Isaac; él llevaba el fuego y el cuchillo, y se fueron los dos juntos. 7Isaac dijo a Abrahán, su padre: –¡Padre! El respondió: –Aquí estoy, hijo mío. Isaac preguntó: –Tenemos el fuego y la leña, pero ¿dónde está el cordero para el sacrificio? 8Abrahán respondió: –Dios proveerá el cordero para el sacrificio, hijo mío. Y continuaron caminando juntos. 9Una vez que llegaron al lugar que Dios le había indicado, Abrahán construyó el altar; preparó la leña y después ató a su hijo Isaac poniéndolo sobre el altar encima de la leña. 10Después Abrahán tomó el cuchillo para degollar a su hijo, 11pero un ángel del Señor le gritó desde el cielo: –¡Abrahán! ¡Abrahán! El respondió: –Aquí estoy. 12Y el ángel le dijo: –No pongas tu mano sobre el muchacho ni le hagas ningún daño. Ya veo que obedeces a Dios y que no me niegas a tu hijo único. 13Abrahán levantó entonces la vista y vio un carnero enredado por los cuernos en un matorral. Tomó el carnero y lo ofreció en sacrificio en lugar de su hijo. 14Abrahán puso a aquel lugar el nombre de: «El Señor provee», y por eso todavía hoy se llama «La montaña del Señor provee». 15El ángel del Señor volvió a llamar desde el cielo a Abrahán, 16y le dijo: –Juro por mí mismo, palabra del Señor, que por haber hecho esto y no haberme negado a tu único hijo, 17te colmaré de bendiciones y multiplicaré inmensamente tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena de las playas. Tus descendientes conquistarán las ciudades de sus enemigos. 18Todas las naciones de la tierra obtendrán la bendición a través de tu descendencia, porque me has obedecido. 19Abrahán regresó luego junto a sus siervos y todos partieron hacia Berseba. Abrahán se quedó a vivir en Berseba. 20Después de todo esto le dijeron a Abrahán que también su hermano Najor había tenido hijos de milcá. 21Uz, el primogénito; Buz, su hermano; Camuel, padre de Aram, 22Quésed, Jazó, Pildás, Yidlaf y Batuel. 23Batuel fue el padre de Rebeca. Estos ocho hijos le dio milcá a Najor. 24Y también su concubina, que se llamaba Reumá, le dio hijos: Tebaj, Gaján, Tajás y maacá.

will be added

X\