Esdras 10

1Mientras Esdras oraba y confesaba entre lágrimas sus pecados, postrado ante el templo de Dios, se le juntó una gran multitud de israelitas, hombres, mujeres y niños. Todos lloraban sin consuelo. 2Entonces Secanías, hijo de Yejiel, de la descendencia de Elam, dijo a Esdras: –Nosotros hemos traicionado a nuestro Dios casándonos con mujeres extranjeras de las gentes del país. Pero aún le queda a Israel una esperanza. 3Nos comprometemos solemnemente ante nuestro Dios a echar a todas estas mujeres extranjeras y a los hijos nacidos de ellas, si así le parece bien a mi señor y a cuantos respetan los mandamientos de nuestro Dios. Que se cumpla la ley. 4Así que levántate, pues este asunto es de tu responsabilidad; nosotros te apoyaremos. Ten ánimo y actúa en consecuencia. 5Entonces, Esdras se levantó e hizo jurar a los jefes de los sacerdotes, de los levitas y de todos los israelitas que procederían según lo dicho. Ellos lo juraron. 6Esdras, por su parte, salió del templo de Dios y se retiró a la casa de Yojanán, hijo de Elearib, donde pasó la noche sin comer ni beber, pues estaba sumamente abrumado por la infidelidad de los repatriados. 7Por medio de un mensaje divulgado en Judá y Jerusalén, todos los repatriados fueron convocados a Jerusalén. 8A todo aquél que no acudiera en el plazo de tres días –tal fue la decisión de jefes y ancianos– se le confiscarían los bienes y sería excluido de la comunidad de los repatriados. 9Todos los hombres de Judá y Benjamín acudieron a Jerusalén en el plazo señalado. El día veinte del noveno mes, el pueblo se congregó en la explanada del templo de Dios, temblando por el asunto de que se trataba y por la copiosa lluvia que caía. 10El sacerdote Esdras se levantó y dijo: –Ustedes han pecado casándose con mujeres extranjeras, y con eso han aumentado la culpa de Israel. 11Ahora, pues, glorifiquen al Señor, Dios de sus antepasados y cumplan su voluntad. Sepárense de la población del país y de las mujeres extranjeras. 12Toda la comunidad respondió en alta voz: –Haremos lo que has dicho. 13Pero el pueblo es numeroso, estamos en la estación de las lluvias y no se puede resistir a la intemperie. Tanto más cuanto el asunto no es para uno o dos días, pues somos muchos los que hemos cometido este pecado. 14Que se queden nuestros jefes, en representación de toda la comunidad, y que todos los que en nuestras ciudades han tomado mujeres extranjeras vengan en tiempos debidamente prefijados, en compañía de los dirigentes de cada ciudad y de sus jueces, hasta que hayamos aplacado el furor de nuestro Dios por este asunto. 15Sólo Jonatán, hijo de Asael, y Yajzías, hijo de Tiqvá, se opusieron a esta resolución, apoyados por Mesulán y el levita Sabtay. 16Pero los repatriados actuaron según lo decidido. El sacerdote Esdras eligió como colaboradores a unos cuantos jefes de familia, nominalmente designados por familias patriarcales. Estos comenzaron sus sesiones de trabajo sobre el asunto el día primero del décimo mes. 17Y el día primero del primer mes estaban localizados todos los que estaban casados con mujeres extranjeras. 18Relación de los sacerdotes casados con mujeres extranjeras. Entre los descendientes de Josué, hijo de Josadac, y entre sus hermanos: Maasías, Eliezer, Jarib y Godolías. 19Estos se comprometieron bajo juramento, a echar a sus mujeres; y ofrecieron un carnero de expiación en reparación de su culpa. 20Entre los descendientes de Imer: Jananí y Zebadías. 21Entre los de Jarín: Maasías, Elías, Semayas, Jejiel y Ozías. 22Entre los de Pasjur: Elyoenay, Maasías, Ismael, Natanael, Jozabad y Elasá. 23Entre los levitas: Jozabad, Simey, Quelayá, también llamado Quelita, Petajías, Judá y Eliezer. Entre los cantantes: Eliasib. 24Entre los porteros: Salún, Télem y Urí. 25Y entre los israelitas laicos: de los descendientes de Parós: Ramías, Jizías, Malaquías, Miyamín, Eleazar, Malaquías y Benayas. 26De los de Elam: Matanías, Zacarías, Jejiel, Abdí, Yeremot y Elías. 27De los de Zatú: Elyoenay, Eliasib, Matanías, Yeremot, Zabad y Azizá. 28De los de Bebay: Juan, Jananías, Zabay y Atlay. 29De los de Baní: Mesulán, Maluc, Adaías, Yasub, Seal y Yeramot. 30De los de Pajat Moab: Adná, Quelal, Benayas, Maasías, Matanías, Bezabel, Binuy y Manasés. 31De los de Jarín: Eliezer, Yisías, Malaquías, Semamías, Simeón, 32Benjamín, Maluc y Semarías. 33De los de Jasún: Matnay, Matatá, Zabad, Elifélet, Yeremay, Manasés y Simí. 34De los de Baní: Maday, Amram, Joel, 35Benayas, Bedías, Quelaías, 36Vanías, Meremot, Eliasib, 37Matanías, Matnay y Jasay. 38De los de Binuy: Simí, 39Selemías, Natán, Adayas, 40Maknadbay, Sasay, Saray, 41Azarael, Selemías, Semarías, 42Salún, Amarías y José. 43De los de Nebo: Yeiel, Matatías, Zabat, Zebiná, Yaday, Joel y Benayas. 44Todos éstos estaban casados con mujeres extranjeras a NEHEMIAS las que despidieron junto con los hijos nacidos de ellas.

will be added

X\