Esdras 1

1El año primero de Ciro, rey de Persia, para que se cumpliera la palabra del Señor anunciada por Jeremías, despertó el Señor el espíritu de Ciro que en todo su reino hizo proclamar de palabra y por escrito el siguiente edicto: 2Habla Ciro, rey de Persia: El Señor, Dios del cielo, me ha dado todos los reinos de la tierra y me ha encomendado construirle un templo en Jerusalén, que está en la región de Judá. 3El que de ustedes pertenezca a ese pueblo, que su Dios lo acompañe y suba a Jerusalén, que está en la región de Judá, a reconstruir el templo del Señor, Dios de Israel. 4Y a los que pertenezcan a ese pueblo, vivan donde vivan, que les ayude la gente del lugar con plata, oro, bienes, ganado y otros donativos voluntarios para el templo de Dios que está en Jerusalén. 5Los jefes de familia de Judá y Benjamín, los sacerdotes y levitas, todos aquellos cuyo espíritu había despertado Dios, se dispusieron a subir a Jerusalén para reconstruir el templo del Señor. 6Todos sus vecinos les dieron plata, oro, bienes, ganado, objetos preciosos y otros donativos voluntarios. 7El rey Ciro mandó sacar los utensilios que Nabucodonosor se había llevado del templo del Señor y había depositado en el templo de su dios. 8Ciro, rey de Persia, se los consignó al tesorero Mitrídates, el cual los contó y se los entregó a Sesbasar, príncipe de Judá. 9Este es el inventario: treinta copas de oro, mil copas de plata, veintinueve cuchillos sagrados, 10treinta vasos de oro, cuatrocientos diez vasos de plata y mil objetos accesorios de diversas clases. 11Todo esto, cinco mil cuatrocientos objetos de oro y plata en total, se lo llevó consigo Sesbasar cuando regresaron los cautivos de Babilonia a Jerusalén.

will be added

X\