Ezequiel 42

1Después me llevó al lado norte del atrio exterior y me introdujo en las salas que están frente al patio cerrado y al edificio contiguo, en la parte norte. 2Medía todo ello cincuenta metros de largo por el lado norte, y veinticinco metros de ancho. 3Frente al pórtico del atrio interior, y del empedrado del atrio exterior, había tres galerías superpuestas. 4Delante de las salas había un corredor que tenía cincuenta metros de largo y cinco de ancho en dirección al atrio interior; sus puertas daban al norte. 5Las salas del piso superior, al quitarles las galerías parte de su espacio, eran más estrechas que las de los pisos inferior e intermedio. 6Eran tres pisos, pero sin columnas como las del atrio; por eso las salas del piso superior eran más estrechas que las de los pisos inferior e intermedio. 7El muro exterior, paralelo a las salas por el lado del atrio exterior, medía veinticinco metros todo a lo largo de las salas. 8La longitud total de las salas por el lado que daba al atrio exterior era de veinticinco metros, mientras que por el lado de la fachada del templo era de cincuenta metros. 9Para acceder desde el atrio exterior había una entrada debajo del costado oriental de las salas. 10A lo largo del muro del atrio, frente al patio cerrado y al edificio contiguo, había también salas. 11Delante de ellas un corredor como el de las salas de la parte norte. Tenían la misma longitud, la misma anchura, iguales salidas, idéntica disposición y puertas iguales. 12Por debajo de las salas que daban al sur, había una entrada al comienzo de cada corredor, frente al muro situado en la parte oriental. 13Y me dijo: –Las salas que están frente al patio cerrado, tanto las del norte como las del sur, son salas sagradas. Allí comerán las cosas consagradas los sacerdotes que se acercan al Señor; allí pondrán también las cosas consagradas: oblaciones, ofrendas por el pecado y por el delito, porque este lugar es santo. 14Cuando los sacerdotes entren allí no saldrán al atrio exterior sin haberse despojado antes de sus vestiduras litúrgicas usadas en el servicio divino, porque estas vestiduras son sagradas. Para estar en los lugares destinados al pueblo se pondrán otras vestiduras. 15Cuando acabó de medir el interior del templo, me sacó afuera, al pórtico oriental, y midió el contorno. 16Tomó la vara de medir y con ella midió todo el perímetro, que tenía doscientos cincuenta metros por el lado oriental; 17doscientos cincuenta metros por el lado norte; 18doscientos cincuenta por el lado sur 19y doscientos cincuenta por el lado occidental. 20Midió todo el muro alrededor, por los cuatro costados, y tenía doscientos cincuenta metros de largo por doscientos cincuenta metros de ancho. Era el muro que separaba lo sagrado de lo profano.

will be added

X\