Ezequiel 40

1El día diez del mes primero, al comienzo del año vigésimo octavo de nuestro cautiverio, el año décimo cuarto después de la caída de la ciudad, el Señor me invadió con su fuerza, 2me trasladó en visión a la tierra de Israel y me dejó sobre una montaña altísima, en cuya cima, mirando al sur, se levantaban edificios que parecían configurar una ciudad. 3Me llevó allí y vi que junto a la puerta había un hombre que parecía de bronce; tenía en la mano un cordel de lino y una vara de medir. 4El hombre me dijo: –Hijo de hombre, mira bien, escucha atentamente y fíjate en todo lo que te voy a mostrar, pues has sido traído aquí para que yo te lo muestre y comuniques luego a los israelitas todo lo que veas. 5Vi un muro exterior que rodeaba el templo por todas partes. La vara de medir que el personaje tenía en sus manos era de unos tres metros. El espesor de la construcción medía tres metros de ancho por tres de alto. 6Se dirigió después al pórtico que mira al este, subió sus peldaños y midió: el umbral del pórtico medía tres metros de profundidad. 7Cada habitación medía tres metros de largo por tres de ancho; la pared entre habitación y habitación era de unos dos metros y medio y el umbral del pórtico por el lado de la sala de entrada hasta el interior medía tres metros. 8La sala de entrada del pórtico hacia el interior medía unos cuatro metros; 9y sus paredes, alrededor de un metro. La sala de entrada del pórtico estaba en el interior. 10Las habitaciones del pórtico oriental eran tres por un lado y tres por el otro, todas de la misma medida; las paredes de los dos lados tenían la misma medida. 11La anchura de la entrada del pórtico medía unos cinco metros, y la longitud del pórtico era de unos seis metros y medio. 12Delante de cada habitación había un baranda de algo más de medio metro, por un lado y por el otro, y las habitaciones tenían unos tres metros por cada lado. 13El pórtico, desde el fondo de una habitación al fondo de la otra, medía unos doce metros y medio de anchura. 14El atrio medía unos diez metros; daba al pórtico y lo rodeaba por todas partes. 15Desde la parte delantera del pórtico por fuera hasta el frente de la sala de entrada por dentro había unos veinticinco metros. 16Sobre las habitaciones y las paredes había ventanas enrejadas todo alrededor que daban al interior; igualmente, había alrededor ventanas que daban al interior de la sala de entrada. En las paredes había palmeras grabadas. 17Me llevó al atrio exterior, en el cual había habitaciones y un empedrado alrededor, al que daban treinta habitaciones. 18El empedrado rodeaba los pórticos y su anchura correspondía a la longitud de los mismos; esto en cuanto al empedrado inferior. 19Midió la distancia desde el atrio del pórtico inferior hasta el exterior del atrio interno: unos cincuenta metros hacia el este y hacia el norte. 20Midió la anchura y longitud del pórtico que daba al norte, en el atrio exterior. 21Sus habitaciones eran tres por los dos lados, y sus paredes y salas de entrada tenían las mismas dimensiones que el primer pórtico: unos veinticinco metros de largo por doce metros y medio de ancho. 22Sus ventanas, sus salas de entrada y sus palmeras tenían las mismas medidas que las del pórtico oriental. Se subía al pórtico por siete escalones, y su sala de entrada estaba en el interior. 23Había un pórtico en el atrio interior frente al pórtico norte, como en el pórtico oriental. Midió la distancia entre pórtico y pórtico: unos cincuenta metros. 24Me llevó al lado sur. Había allí un pórtico orientado al sur; las habitaciones, paredes y sala de entrada tenían la misma dimensión que las otras. 25Alrededor del pórtico y de la sala de entrada había ventanas iguales a las anteriores; medían unos veinticinco metros de largo por doce y medio de ancho. 26Tenía siete escalones por los que se subía a él, y su sala de entrada estaba en el interior. En las paredes de los dos lados había palmeras grabadas. 27El atrio interior tenía también un pórtico hacia el sur; la distancia entre un pórtico y otro en dirección sur era de unos cincuenta metros. 28Me llevó al atrio interior por el pórtico sur. Midió este pórtico y tenía iguales dimensiones que los otros. 29Sus habitaciones, paredes y sala de entrada tenían las mismas dimensiones que los otros. El pórtico y su sala de entrada medían unos veinticinco metros de largo por doce y medio de ancho y tenían ventanas todo alrededor. 30En torno había una sala de entrada de doce metros y medio de largo por dos y medio de ancho. 31La sala de entrada comunicaba con el atrio exterior; en las paredes había palmeras grabadas, y se subía a él por ocho escalones. 32Me llevó al pórtico sur y lo midió. Tenía las mismas dimensiones que los otros. 33Las habitaciones, paredes y sala de entrada tenían iguales dimensiones que los otros. El pórtico y su sala de entrada medían unos veinticinco metros de largo por doce y medio de ancho y tenían ventanas todo alrededor. La sala de entrada comunicaba con el atrio exterior. 34En las paredes de los dos lados había palmeras grabadas, y se subía a él por ocho escalones. 35Me llevó al pórtico norte y lo midió. Tenía las mismas dimensiones que los otros. 36Tenía también sus habitaciones, sus paredes y su sala de entrada, así como ventanas todo alrededor. Medía unos veinticinco metros de largo por doce y medio de ancho. 37La sala de entrada comunicaba con el atrio exterior. En las paredes de los dos lados había palmeras grabadas, y se subía a él por ocho escalones. 38Había una sala cuya entrada comunicaba con la sala de entrada de cada pórtico. Allí se lavaban los animales destinados al holocausto. 39En la sala de entrada del pórtico había dos mesas a cada lado, para degollar sobre ellas los animales destinados al holocausto, así como las víctimas expiatorias y de reparación. 40Había también, en la parte exterior según se sube hacia la entrada del pórtico norte, otras dos mesas; y otras dos al otro lado de la sala de entrada del pórtico. 41Había, pues, cuatro mesas a cada lado del pórtico: ocho mesas en total, sobre las que se degollaban las víctimas, 42y cuatro mesas de piedra tallada para los holocaustos, de tres cuartos de metro de anchura y longitud por medio metro de altura. Sobre ellas se ponían los instrumentos con los que se degollaban las víctimas de los holocaustos y las otras víctimas. 43Las mesas tenían alrededor unas ranuras de un palmo de altura, y sobre ellas se ponía la carne de las víctimas sacrificadas. 44Me llevó al atrio interior. Había dos salas, una al lado del pórtico norte con la fachada orientada hacia el sur y otra al lado del pórtico sur con la fachada orientada hacia el norte. 45Y me dijo: –La sala orientada hacia el sur es para los sacerdotes encargados del servicio del templo, 46y la orientada hacia el norte, para los sacerdotes que hacen el servicio del altar, es decir los sadoquitas que, entre los hijos de Leví, son los encargados de servir al Señor. 47El atrio central era un cuadrado de cincuenta metros de lado. El altar estaba frente al templo. 48Me llevó a la sala de entrada del templo y midió sus paredes: dos metros y medio por cada lado; la anchura del pórtico era de metro y medio por ambos lados. 49La sala de entrada tenía diez metros de largo por seis de ancho. Se subía a él por diez escalones, y junto a las paredes había columnas, una a cada lado.

will be added

X\