Ezequiel 25

1Recibí esta palabra del Señor: 2–Hijo de hombre, dirige tu rostro hacia el país de los amonitas y profetiza contra ellos. 3Les dirás: Escuchen la palabra del Señor. Esto dice el Señor: –Por haberse alegrado cuando mi santuario era profanado, cuando la tierra de Israel era devastada 4y el pueblo de Judá iba al destierro, yo los entrego en poder de los hijos de oriente. Levantarán en ti sus campamentos, instalarán en ti sus tiendas, comerán tus frutos y beberán tu leche. 5Convertiré a Rabá en un establo de camellos y a las ciudades amonitas en un corral de ovejas, y reconocerán que yo soy el Señor. 6Esto dice el Señor: –Por haber aplaudido y saltado de alegría, por haberte alegrado despreciando a Israel, 7yo te castigaré y te entregaré como presa a las naciones. Te extirparé de entre los pueblos, te haré desaparecer de ellos; te exterminaré, y reconocerás que yo soy el Señor. 8Esto dice el Señor: –Porque Moab y Seír han dicho: «Judá es como el resto de las naciones», 9voy a abrir la frontera de Moab; destruiré sus ciudades hasta la última: Bet Yesimot, Baal Meón y Quiriat Yearín, la perla del país. 10La entregaré a los de oriente, junto con el país de Amón, y no quedará recuerdo de Amón entre los pueblos. 11Someteré a juicio a Moab, y reconocerán que yo soy el Señor. 12Esto dice el Señor: –Edom se ha vengado cruelmente de Judá y se ha hecho gravemente culpable al vengarse de ella. 13Pues así dice el Señor: Extenderé mi mano contra Edom, exterminaré de ella hombres y animales y haré de ella un desierto. Desde Temán a Dedán caerán a espada. 14Me vengaré de Edom por medio de mi pueblo Israel, que tratará a Edom según mi enojo y mi ira, para que experimenten mi venganza. Oráculo del Señor. 15Esto dice el Señor: –Los filisteos han actuado vengativamente; con un odio muy antiguo se han ensañado en su venganza, exterminando sin piedad. 16Pues así dice el Señor: Yo extenderé mi mano contra los filisteos, destruiré a los cereteos, exterminaré al resto de los habitantes de la costa. 17Ejerceré contra ellos terribles venganzas castigándolos con ira; y reconocerán que yo soy el Señor cuando descargue sobre ellos mi venganza. un lugar para tender las redes, y no volverás a ser reconstruida, porque así lo he dicho yo. Oráculo del Señor.

will be added

X\