Ezequiel 18

1Recibí esta palabra del Señor: 2–¿Por qué repiten este refrán en Israel: «Los padres comieron uvas amargas y a los hijos les toca el amargor?» 3Por mi vida, oráculo del Señor, que no dirán más este refrán en Israel. 4Pues todas las vidas son mías; la vida del padre y la del hijo. El que peque, ése morirá. 5Si un hombre es intachable y se comporta recta y honradamente, 6si no participa en banquetes idolátricos, ni acude a los ídolos de Israel, si no deshonra a la mujer de su prójimo ni se une a la mujer durante la menstruación, 7si no oprime a nadie, devuelve la prenda al deudor, no roba, da su pan al hambriento y viste al desnudo, 8si no presta a interés con usura, si evita hacer el mal y es justo cuando juzga, 9si se comporta según mis preceptos y cumple mis leyes, actuando rectamente, ese hombre es intachable y vivirá, oráculo del Señor. 10Pero si éste tiene un hijo violento y sanguinario, que hace alguna de estas cosas que él mismo no había hecho; 11un hijo que participa en banquetes idolátricos, deshonra a la mujer de su prójimo, 12oprime al pobre y al necesitado, roba, no devuelve lo que toma en prenda, acude a los ídolos, comete abominaciones, 13presta a interés con usura, este hijo no vivirá, porque ha cometido todas estas abominaciones; morirá y será responsable de su propia muerte. 14Pero si éste, a su vez, tiene un hijo que, después de haber visto todos los pecados cometidos por su padre, teme y no se comporta así; 15no participa en banquetes idolátricos ni acude a los ídolos de Israel, no deshonra a la mujer de su prójimo, 16no oprime a nadie, devuelve lo que tomó en prenda, no roba, da su pan al hambriento y viste al desnudo, 17evita hacer el mal, no presta a interés con usura, obedece mis preceptos y se comporta según mis leyes, este hijo no morirá por la culpa de su padre; ciertamente vivirá. 18Su padre, que oprimió y despojó al prójimo y no hizo el bien en su pueblo, morirá por sus propios pecados. 19Ustedes dicen: «¿Por qué no carga el hijo con la culpa de su padre?» Pues porque el hijo se ha comportado recta y honradamente, ha observado todos mis mandamientos y los ha puesto en práctica: por eso vivirá. 20El que peca es el que morirá. El hijo no cargará con la culpa del padre, ni el padre con la del hijo. El honrado será tratado como tal, mientras que el malvado recibirá su merecido. 21Ahora bien, si el malvado se convierte de todos los pecados cometidos, observa todos mis mandamientos y se comporta recta y honradamente, ciertamente vivirá, no morirá. 22Ninguno de los pecados cometidos le será recordado, sino que vivirá por haberse comportado honradamente. 23¿Acaso deseo yo la muerte del malvado, oráculo del Señor, y no que se convierta de su conducta y viva? 24Si el honrado se aparta de su honradez, y comete maldades, imitando las abominaciones del malvado, ninguna de las obras buenas que hizo le será recordada. Por el mal que hizo y por el pecado cometido morirá. 25Ustedes dicen: «No es justo el proceder del Señor». Escucha pueblo de Israel: ¿Acaso no es justo mi proceder? ¿No es más bien su proceder el que es injusto? 26Si el honrado se aparta de su honradez, comete la maldad y muere, muere por la maldad que ha cometido. 27Y si el malvado se aparta de la maldad cometida, y se comporta recta y honradamente, vivirá. 28Si recapacita y se convierte de los pecados cometidos, vivirá, no morirá. 29Los israelitas andan diciendo: «No es justo el proceder del Señor». ¿Acaso no es justo mi proceder, pueblo de Israel? ¿No es más bien su proceder el que es injusto? 30Pues bien, yo juzgaré a cada cual según su comportamiento. Oráculo del Señor. Conviértanse de todos sus pecados, y el pecado dejará de ser su ruina. 31Aparten de ustedes todos los pecados que han cometido contra mí, renueven su corazón y su espíritu. ¿Por qué habrás de morir, pueblo de Israel? 32Yo no me complazco en la muerte de nadie. Oráculo del Señor. Conviértanse y vivirán.

will be added

X\