Éxodo 30

1Construye con madera de acacia un altar para quemar incienso. 2Será cuadrado y tendrá medio metro de largo, otro medio de ancho, y uno de alto. Formando una pieza con él, le harás unos ángulos que sobresalgan. 3Recubre de oro puro su parte superior, todos sus laterales y los salientes; hazle a todo su alrededor una moldura de oro. 4Coloca dos argollas de oro debajo de la moldura a sus dos extremos; ponlas en las esquinas; en ellas se introducirán las varas para transportarlo. 5Haz varas de acacia y cúbrelas de oro. 6Coloca el altar frente al velo que está delante del arca del testimonio, frente a la cubierta de oro que cubre las tablas del testimonio, donde yo me encuentro contigo. 7Aarón quemará incienso perfumado todas las mañanas; lo quemará cuando esté preparando las lámparas, 8y también al atardecer cuando las encienda. Ofrecerán perpetuamente este incienso al Señor. 9Sobre este altar no se puede quemar otro tipo de incienso, ni holocaustos, ni presentar ofrendas ni derramar libaciones. 10Una vez al año Aarón pondrá sobre los ángulos que sobresalen del altar sangre de la ofrenda por el pecado; así se hará la expiación una vez al año. Esto vale para sus descendientes. El altar está consagrado al Señor. 11El Señor dijo a Moisés: 12–Cuando hagas un censo con el fin de contar el número total de israelitas, cada uno, al ser registrado, entregará su tributo personal al Señor para que no le suceda nada malo. 13Cada uno entregará seis gramos de plata, según las pesas del santuario: la ofrenda al Señor será de seis gramos de plata. 14Todos los empadronados que tengan veinte años o más pagarán este tributo. 15Al entregar su ofrenda personal, ni el rico pagará más, ni el pobre pagará menos de lo establecido. 16Recibirás de los israelitas el dinero de los tributos y lo dedicarás al servicio de la tienda del encuentro. Así los israelitas recordarán ante el Señor que sus vidas han sido rescatadas. 17El Señor dijo a Moisés: 18–Haz para las purificaciones con agua una pila de bronce con su base de bronce; colócala entre la tienda del encuentro y el altar, y llénala de agua, 19para que Aarón y sus hijos se laven en ella manos y pies: 20se lavarán con este agua cuando entren en la tienda del encuentro y cuando se acerquen al altar para la ceremonia de quemar una ofrenda al Señor; de lo contrario morirían. 21Se lavarán las manos y los pies para no ser castigados con la muerte. Esta será una norma perpetua para él y sus descendientes. 22El Señor dijo a Moisés: 23–Recoge tú mismo los mejores aromas: seis kilos de granos de mirra; la mitad, o sea tres kilos, de canela olorosa; otros tres kilos de caña aromática; 24otros seis kilos de casia, según las pesas del santuario; y siete litros de aceite de oliva. 25Prepara con ello el aceite para la unción santa, la mezcla más rica en perfumes que haya hecho un perfumista. Este será el aceite para la unción santa. 26Unge con él la tienda del encuentro y el arca del testimonio, 27la mesa y todos sus accesorios, el candelabro y sus accesorios, el altar de los perfumes, 28el altar de los holocaustos y sus accesorios, la pila con su base. 29Todas estas cosas, así consagradas, se convertirán en santísimas, y todo lo que entre en contacto con ellas participará de su consagración. 30Unge a Aarón y a sus hijos y conságralos como sacerdotes a mi servicio. 31Di a los israelitas: Este es mi aceite santo para consagrar a todos sus descendientes; 32no unjan con él ningún cuerpo humano ni preparen nada semejante con la misma fórmula. Es santo y lo respetarás como santo. 33Quien prepare una mezcla semejante y unja con ella a una persona indebida, será borrado de su pueblo. 34El Señor dijo a Moisés: –Toma materias olorosas: resina, ámbar y bálsamo, y la misma cantidad de incienso puro, 35y haz con ello un incienso aromático, según el arte de los perfumistas; échale sal, y será puro y santo. 36Una parte del mismo redúcelo a polvo muy fino y coloca un poco ante las tablas del testimonio en la tienda del encuentro, donde me voy a encontrar contigo. Tengan este incienso por algo exclusivamente consagrado a mí. 37No harán incienso para su uso con esta mezcla; a éste lo tendrán como algo sagrado y exclusivo del Señor. 38Quien prepare una mezcla semejante para usarla como perfume, será borrado de su pueblo.

will be added

X\