Éxodo 29

1Para consagrarlos como sacerdotes a mi servicio, tomarás un novillo y dos carneros sin defecto; 2toma también panes y panecillos sin levadura amasados con aceite, y bollos sin levadura untados con aceite: todo de la mejor harina; 3colócalo todo en una canastilla y ofrécelo junto con el novillo y los dos carneros. 4Haz que Aarón y sus hijos se acerquen a la tienda del encuentro y, cuando estén lavados con agua, 5toma los ornamentos; viste a Aarón con la camisa, con la túnica que cubre el efod, con el efod mismo y con el pectoral; éste quedará ceñido por el cinturón del efod. 6Coloca sobre su cabeza la tiara y sujeta a la tiara la diadema de la santidad. 7Toma el aceite de la unción y derrámalo sobre su cabeza para ungirlo. 8Luego haz que se acerquen sus hijos y vístelos con las túnicas. 9Ciñe a Aarón y a sus hijos los cinturones de lino; coloca las mitras a los hijos de Aarón. El sacerdocio les pertenecerá perpetuamente. Así consagrarás a Aarón y a sus hijos. 10Trae el novillo ante la tienda del encuentro. Aarón y sus hijos pondrán sus manos sobre la cabeza del novillo; 11y allí, en presencia del Señor, en la puerta de la tienda del encuentro, degüella al novillo. 12Toma la sangre del novillo, e impregna con tus dedos las esquinas que sobresalen del altar; después derrama toda la sangre al pie del altar. 13Quema sobre el altar toda la grasa que cubre las entrañas, la que está junto al lóbulo del hígado, los dos riñones y la grasa que los rodea; 14sin embargo, la carne del novillo, su piel y sus desperdicios los consumirá el fuego fuera del campamento. Este es un sacrificio de expiación por el pecado. 15Toma uno de los carneros, y que Aarón y sus hijos pongan sus manos sobre la cabeza del carnero. 16Degüéllalo, toma su sangre y derrámala alrededor del altar; 17luego divide el carnero en trozos, lava las entrañas y las patas, colócalas sobre los restantes miembros y sobre la cabeza, 18y deja que se queme completamente sobre el altar. Este es un holocausto en honor del Señor, aroma agradable, ofrenda quemada para el Señor. 19Toma el otro carnero, y que Aarón y sus hijos pongan sus manos sobre la cabeza del carnero. 20Degüella el carnero, toma algo de sangre y unta el lóbulo de la oreja derecha de Aarón y de sus hijos, el pulgar de su mano derecha y de su pie derecho, y derrama la sangre alrededor del altar. 21Toma del altar un poco de sangre y aceite de la unción y rocía con ellos a Aarón y sus vestiduras, a sus hijos y sus ornamentos. De esta manera quedarán consagrados Aarón y sus vestiduras, sus hijos y sus ornamentos. 22De este carnero, que es el carnero del ritual de consagración, recogerás la grasa, la cola, la grasa que cubre sus entrañas, la que está junto al hígado, los riñones y la grasa que los envuelve, y la pierna derecha; 23y de la canastilla de los panes sin levadura presentada al Señor, tomarás un pan sin levadura, un panecillo y un bollo. 24Balancéalo en alto ante el Señor, y colócalo todo ello en las manos abiertas de Aarón y sus hijos; 25tómalo nuevamente de sus manos y quémalo sobre el altar, con lo que quede del holocausto, como aroma agradable, ofrenda quemada en honor del Señor. 26Toma el pecho del carnero, que sirvió para la toma de posesión de Aarón y balancéalo en alto ante el Señor: es la porción que te corresponde. 27Separa como algo sagrado el pecho que fue balanceado en alto y la pierna de la ofrenda que sirvió para el ritual de consagración de Aarón y de sus hijos, 28pues pertenecen a Aarón y a sus hijos; son su porción eterna, como don de los israelitas; es una ofrenda que seguirá siendo reservada en todos los sacrificios de comunión que los israelitas ofrecen en honor del Señor. 29Los ornamentos sagrados de Aarón pasarán a sus hijos después de él, una vez hayan sido consagrados y hayan tomado posesión. 30Aquel de sus hijos que le suceda en el sacerdocio y entre en la tienda del encuentro para oficiar en el santuario, los llevará puestos siete días seguidos. 31En cuanto al carnero del ritual de consagración, cocerás su carne en un lugar santo; 32la carne de la res y el pan de la canastilla se lo comerán Aarón y sus hijos a la entrada de la tienda del encuentro. 33De esta forma consumirán todo cuanto sirvió como expiación por ellos, al darles posesión y consagrarlos a mí. Ningún extraño podrá comerlo porque es cosa santa. 34Si queda carne de la víctima ofrecida en el ritual de consagración o algún pan hasta el día siguiente, quémalo en el fuego; que nadie lo coma, porque es cosa santa. 35Cumple cuanto te he mandado acerca Aarón y sus hijos: siete días durará el ritual de consagración, 36y cada día ofrecerás un novillo como sacrificio de expiación por el pecado. Para hacer la expiación del altar, ofrece sobre él un sacrificio de expiación por el pecado y conságralo mediante la unción. 37Siete días durará la expiación y consagración del altar, y quedará tan santificado, que todo lo que entre en contacto con él participará de su consagración. 38Esta es la ofrenda que harás todos los días perpetuamente sobre el altar: dos corderos de un año. 39Ofrecerás un cordero por la mañana y otro al atardecer. 40Con el primer cordero ofrecerás cuatro kilos y medio de la mejor harina amasada con dos litros de aceite puro y, como libación, dos litros de vino. 41Al atardecer ofrecerás el segundo cordero; su ofrenda y su libación serán igual que las de la mañana; se trata de una ofrenda consumida por el fuego, aroma agradable al Señor; 42holocausto perpetuo para todos los descendientes de ustedes, que tendrá lugar en la entrada de la tienda del encuentro en presencia del Señor. Allí me encontraré con ustedes y allí te hablaré, 43allí trataré con los israelitas y el lugar será consagrado por mi gloria. 44Yo mismo consagraré la tienda del encuentro y el altar; a Aarón y a sus hijos los consagraré como sacerdotes a mi servicio. 45Habitaré en medio de los israelitas y seré su Dios; 46reconocerán que yo soy el Señor su Dios, que los saqué de Egipto para habitar en medio de ellos. Yo soy el Señor su Dios.

will be added

X\