Efesios 3

1Por todo lo cual yo, Pablo, prisionero de Cristo Jesús por amor a ustedes los paganos..... 2Ahora bien, supongo que se han enterado de la misión que Dios en su gracia me ha confiado con respecto a ustedes: 3se trata del plan salvífico que se me dio a conocer por revelación y sobre el que brevemente les acabo de escribir. 4Por su lectura podrán comprobar el conocimiento que yo tengo de este plan salvífico de Dios realizado por Cristo; 5un plan que no fue dado a conocer a los hombres de otras generaciones y que ahora ha sido revelado por medio del Espíritu a sus santos apóstoles y profetas; 6un plan que consiste en que todos los pueblos comparten la misma herencia, son miembros de un mismo cuerpo y participan de la misma promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio, 7del que he sido constituido servidor por el don de la gracia que la fuerza poderosa de Dios me concedió. 8A mí, el más insignificante de todos los creyentes, se me ha concedido este don de anunciar a las naciones la incalculable riqueza de Cristo, 9y de mostrar a todos cómo se cumple este plan salvífico, escondido desde el principio de los siglos en Dios, creador de todas las cosas. 10De esta manera, los poderes y potestades que habitan en el cielo tienen ahora conocimiento, por medio de la Iglesia, de la múltiple sabiduría de Dios, 11conforme al proyecto que desde la eternidad Dios se había propuesto realizar en Cristo Jesús, Señor nuestro. 12Mediante la fe en él y gracias a él, nos atrevemos a acercarnos a Dios con plena confianza. 13Por lo cual les ruego que no se desalienten a causa de los sufrimientos que padezco por ustedes, ya que constituyen precisamente su gloria. 14Por eso doblo mis rodillas ante el Padre, 15de quien procede toda familia en los cielos y en la tierra, 16para que, conforme a la riqueza de su gloria, los robustezca con la fuerza de su Espíritu, de modo que crezcan interiormente. 17Que Cristo habite por la fe en sus corazones; que vivan arraigados y fundamentados en el amor. 18Así podrán comprender, junto con todos los creyentes, cuál es la anchura, la longitud, la altura y la profundidad 19del amor de Cristo, un amor que supera todo conocimiento; de esa manera los desbordará la plenitud misma de Dios. 20A Dios, que tiene poder sobre todas las cosas y que, en virtud de la fuerza con que actúa en nosotros, es capaz de hacer mucho más de lo que nosotros pedimos o pensamos, 21a él la gloria en la Iglesia y en Cristo Jesús por siempre y para siempre. Amén.

will be added

X\